Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

viernes, febrero 5

Tinto de verano

(Un artículo de Manuel Martin Ferrand en la columna El Almirez del XLSemanal de agosto del 2008...sigo poniéndome al día, si.)

En muchos pueblos de España, especialmente en La Rioja y su entorno, suelen celebrar las fiestas del verano, que no son pocas, con lo que en otros lugares se conoce como `sangría´ o `limonada´: el `zurracapote´. Es un refresco magnífico: melocotón, limón, canela y azúcar macerados durante un par de días en vino tinto y joven, sin pretensiones. Algunos le dicen ‘zurra’. Hay que beberlo fresco, con hielo, y son muchos quienes le añaden gaseosa. Lo chocante reside, y por eso le presto atención, en que las primeras referencias a una bebida de esa naturaleza aparecen vinculadas a Luisa de Saboya, dos veces regente de Francia, mujer culta y de armas tomar que propició las artes del Renacimiento en su país.

Parece ser que Cristóforo Numai, santo varón procedente de Forlí, Italia, que fue confesor de Luisa de Saboya, introdujo en la corte francesa esa maceración de frutas en vino. A la que después fue duquesa de Aquitania y de Anjou le encantaba la bebida y llegó a iniciar en su consumo a su hijo Francisco I, rey de Francia durante más de treinta años y, por un tiempo, vecino de Madrid, prisionero de Carlos V, bebedor de cerveza.

En nuestros días, el ‘tinto de verano’, heredero de aquellos brebajes, goza de merecida popularidad. No hace falta, para su elaboración, utilizar un gran vino y menos de reserva; pero, quede claro, cualquier combinación con vinos mediocres –malos ya no se hacen– convertirá en mediocre el resultado final. La sencillez del refresco es su mayor mérito y se perfecciona con mucho hielo, una rodaja de limón –yo le añado una gota, una sola, de vermú– y gaseosa fría.

Etiquetas:

Free counter and web stats