Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

martes, octubre 25

El dragón de plata

La ola más larga del mundo sólo se produce una vez al año (por estas fechas), concretamente el décimo octavo día del octavo mes del calendario lunar. Conocida como  “Silver Dragon”, este fénomeno se forma en la desembocadura del río Qiantiang con la bahía china de Hangzhou. Por la acción gravitatoria de la luna,  la fuerza centrífuga de la Tierra y la peculiar forma de embudo de la desembocadura del río, la marea alta entra en la bahía de unos 100 km de ancho, chocando contra el río Qiantang que baja en dirección contraria. 

Este choque genera una gran ola que atrae a miles de turistas en cada temporada, remonta 89 kms el río y produce una ola que puede llegar a alcanzar casi los nueve metros de altura y viaja a 40 km/h.

La ola del río Qiantang suele tener entre 2 y 4 metros de altura y tiene tal tamaño, anchura y velocidad que pone en peligro a las embarcaciones y puertos de las riberas. Tal es así, que hasta 2011 nadie se había aventurado a surfearla.

Etiquetas:

jueves, octubre 6

Entremeses

(Extraído de un texto de Alejandro Toquero en el suplemento gastronómico del Heraldo de Aragón del 1 de octubre)

[...] De hecho, el término entremés es un galicismo proveniente de entremet o entremets, es decir, bocados para servir entre plato y plato; también llamados entretenimientos, que limpian el paladar del sabor del plato anterior y lo preparan para el siguiente, además de amenizar la espera. [...]

En Francia, estos entretenimientos solían servirse durante la Edad Media en las comidas de los nobles y de las clases más pudientes. [...] se trataba de grandes elaboraciones culinarias que normalmente se convertían en entretenimientos visuales, artísticos, incluso con detalles no comestibles.

El término entremés también define un acto teatral cómico dramático de corta duración, que se realizaba en los descansos de obras más largas o sainetes que se representaban en los banquetes de la Edad Media. [...]

Etiquetas:

martes, mayo 31

¿Una unión europea? cosa fácil...

(Extraído de un texto de Sergio Aguilar en el Heraldo de Aragón del 21 de mayo de 2016)

En 1613 el abate de Saint-Pierre, predecesor del europeismo, públicó su 'Proyecto de tratado para hacer que la paz sea perpetua entre los soberanos cristianos'. Proponía una aproximación al concepto de 'unión europea' a través de una federación compuesta por un Senado y un ejército confederado. Uno de sus críticos más mordaces fue el rey ilustrado, Federico II de Prusia, quien escribió a Voltaire: "el abate de San Pierre me ha enviado un hermoso escrito sobre el modo de restablecer la paz en Europa y de consolidarla para siempre. La cosa es muy practicable... Para hacerla triunfar sólo falta el consentimiento de los europeos y algunas otras bagatelas".

Etiquetas:

domingo, mayo 29

Promesas

(Un texto de Encarna Samitier en el Heraldo de Aragón del 14 de mayo de 2016)

Las campañas electorales son viejas casi como el mundo, como muestra el 'Breviario' de consejos que escribió Quinto Tulio Cicerón, hermano pequeño del famoso autor de las 'Catilinarias'. Quinto era mucho más contemporizador y astuto, como corresponde a un asesor político. En su breviario de campaña escrito en el siglo I antes de Cristo, lanza consejos que podría subscribir hoy mismo el encargado de imagen de un candidato. Él era también político, y sabía qué terreno pisaba, de ahí que se muestre convencido de lo que el pueblo espera de un aspirante a un cargo: "que lo conozca por su nombre, lo halague, mantenga un trato asiduo con él, sea generoso, suscite la opinión popular y ofrezca una buena imagen en su actividad pública". Más de dos mil años después, son consejos extrapolables, y lo mismo puede decirse de los anuncios preelectorales. Quinto Tulio Cicerón estaba convencido de que "las promesas quedan en el aire y no tienen plazo". En cambio, decía, las negativas te granjean, indudable e inmediatamente, muchas enemistades. Dos mil cien años después, la sociedad debería haber evolucionado, pero hay cosas que se resisten a cambiar.

Etiquetas:

lunes, mayo 2

Yoga: vivir en calma

(Un texto de Olga F. Castro en la revista Mujer de Hoy del 17 de enero de 2015)

No pienses en nada, solo ejercita el cuerpo y escucha tu respiración. Esto es Yoga, una disciplina en auge que aporta paz en momentos de crisis.

El yoga está de moda y va camino de conquistar el mundo. Tal es la importancia que ha cobrado el fenómeno que Narendra Modi, primer ministro de India, de donde es originaria esta disciplina, anunció el pasado año la creación de un ministerio dedicado a promover y expandir su conocimiento. No parece una mala idea, si tenemos en cuenta que Occidente ya se ha rendido a esta disciplina milenaria que busca conectar el cuerpo con la mente y que, en su empeño, consigue relajar y aliviar todo tipo de dolencias.

Desde Hollywood, actrices y celebrities se han encargado de provocar el efecto imitación al practicarlo a diario y confesar sus bondades. Su popularidad ha llegado a tal punto que incluso han aparecido híbridos que mezclan las asanas (las posturas clásicas del yoga) con deportes más dinámicos. Este es el caso, por ejemplo, de Jennnifer Aniston, quien confiesa estar atrapada por la 'Yogalosophy', una nueva variedad que aúna sesiones de 'spinning' y de yoga.

Sin embargo, las 'variaciones' no son del agrado de profesionales que llevan décadas disfrutando de esta técnica, como Ramiro Calle, profesor pionero de esta disciplina en España. "¿Por qué llaman yoga a lo que en absoluto lo es? –se pregunta este experto–. Precisamente, la mayoría de los mentores hindúes que viajaron a EE.UU. han sido los grandes traidores del verdadero yoga, narcotizados por el afán de dinero y el apego a la autoimportancia. Hay muchos 'yogas' falseados, desnaturalizados, que nada tienen que ver con el auténtico".

El mejor remedio antiestrés
 
En nuestro país, aunque no hay cifras sobre cuánta gente lo practica, la existencia de centros dedicados en exclusiva a su enseñanza confirman el aumento de la demanda. El yoga también nos interesa, y mucho. Aunque no lleguemos a las sesiones multitudinarias en espacios emblemáticos, como la que se ve en la imagen que ilustra este reportaje, en el Royal Opera House de Londres, si durante años solo hubo tres centros en Madrid, ahora se cuentan por decenas. ¿Por qué esta técnica ancestral mueve pasiones? "Porque la gente se encuentra más estresada que nunca y necesita un lugar de relajación", opina Rebeca Carretero, directora de comunicaciones de la Escuela Internacional de Yoga.
La práctica de este deporte incluye una serie de posturas o ejercicios que mejoran el tono muscular. Pero lo más importante para sus practicantes es que uno de sus beneficios es la relajación, por lo que es una buena terapia contra la ansiedad y el estrés. El yoga reduce la actividad del sistema nervioso y favorece la respiración diafragmática (abdominal), lo que moviliza el aparato digestivo.

Existen distintas escuelas e infinitas variedades, por eso, antes de empezar, conviene recabar información para comprobar la solvencia del centro. Pedir opiniones y leer algún libro para adquirir cierta base, también son buenas recomendaciones para escoger una escuela solvente. A continuación, te apuntamos las ventajas de las escuelas más comunes.


Escoge el tuyo
Tanto si se elige un método tradicional como uno moderno, los expertos recomiendan que se realice siempre bajo la supervisión de un profesional.


- Hot yoga o Bikram yoga
Consiste en realizar diferentes posturas en una sala a 42º C de temperatura y con una humedad del 40%. Estas condiciones exigen que la persona se hidrate mucho a lo largo del día y que dos horas antes de practicarlo no ingiera alimentos. "La primera clase es un periodo de adaptación y es normal sentirse algo mareado; por eso lo único que pedimos es mantenerse sentado y respirando", advierte Macarena Cutillas, directora y profesora del Centro California Hot Yoga, en Madrid.

La clase suele incluir 26 asanas, además de ejercicios de respiración. El calor favorece la eliminación de toxinas y, aunque el 80% de las personas que lo demanda, lo hace porque quiere adelgazar, también aporta otros beneficios: "Elimina dolores y mejora las lesiones, calma el estrés y reduce el insomnio", concluye Cutillas.


- Ashtanga
Es un tipo de yoga clásico, pero que impone un ritmo intenso en las clases. Se realizan series fijas de posturas sincronizadas con la respiración de forma muy precisa: "Son secuencias muy dinámicas en las que no hay descanso. Pero, a pesar de ser tan intenso, se puede adaptar a cada persona", explica Borja Romero– Valdespino, fundador del centro Ashtanga Yoga Madrid. El principal requisito antes de una sesión es no haber comido nada dos horas antes. Tampoco se recomienda en los tres primeros meses del embarazo. Aporta estabilidad física y mental, y da mucha agilidad al cuerpo.


- Iyengar
Está dentro del yoga tradicional, su práctica incluye una serie de pasos (principios éticos, práctica de asanas, regulación de la respiración y recogimiento de los sentidos hacia el interior) que conducen a la mente hacia la meditación.
 
Ejercitarlo implica una gran concentración. Se puede realizar con accesorios, para facilitar el trabajo y aporta mucha calma. "El maestro Iyengar diseñó el uso de soportes (cinturones, cuerdas, aparatos de madera...) para aumentar el beneficio de las asanas y para que las personas con problemas físicos pudieran practicarlo", explica Carolina Polo, de la Asoc. Española de Yoga Iyengar.


- Yoga aéreo Unnata
Es una variedad de aeroyoga desarrollada por la acróbata americana Michelle Dortignac. En él se utiliza una tela anclada en el techo como soporte para realizar las asanas, de manera que el peso del cuerpo queda parcial o totalmente suspendido, lo que permite aumentar la flexibilidad.Las clases mezclan posturas de suelo con posturas aéreas. "Ayuda a mejorar lesiones leves antes de retomar la práctica tradicional del yoga en el suelo", indica Sonia Rojas, profesora y directora del centro Dharamsala Yoga.

Entre sus beneficios, destaca la enorme flexibilidad y fuerza que aporta al cuerpo. "Su práctica ayuda al alumno a profundizar en las posturas y a realizar asanas invertidas con mayor seguridad, porque el peso del cuerpo descansa en la tela", afirma Sonia Rojas.


- Kundalini
Es un tipo de yoga muy antiguo, donde el trabajo de la mente y la meditación ocupa un lugar importante. El número y tipo de asanas puede variar de una sesión a otra. "Un alumno puede encontrarse un día con una sesión que valore como suave y en otra ocasión con otra práctica que valore como dura o cansada. Esto depende de cada persona. Hay momentos de gran quietud y momentos de gran intensidad física", explica Carles Cano, profesor y vocal de publicaciones de la Asociación Española de Kundalini Yoga. No se recomienda practicarlo en plena digestión, sobre todo si la comida ha sido copiosa.

El método kundalini cuenta con clases especiales para embarazadas (grupos de yoga prenatal). Conviene que cada caso particular sea valorado por el profesor para que tenga en cuenta posibles problemas de salud a la hora de adaptar la clase. "Este tipo de yoga ha mostrado su eficacia en múltiples problemas de salud, en concreto, en ansiedad y depresión", explica el experto.


Posturas o asanas básicas
 
- La cobra. Boca abajo en el suelo, con el cuerpo estirado y las piernas juntas, se apoyan los antebrazos en el suelo y se eleva el tronco. Se usa para tonificar las lumbares y los glúteos.

- El gato. A cuatro patas, se espira al mismo tiempo que se arquea la espalda y se baja la cabeza, llevando la barbilla al pecho. A continuación, se inspira mientras se arquea la espalda y se levanta la cabeza.  Fortalece la espalda y la zona pélvica.

- El árbol. De pie, se levanta el pie derecho y se coloca sobre el muslo izquierdo. Se juntan las palmas de las manos frente al pecho. Una vez alcanzado el equilibrio, se llevan las manos hacia arriba, por encima de la cabeza. Mejora el sentido del equilibrio.

- El arado. Tumbados boca arriba se espira al mismo tiempo que se elevan las piernas y se llevan por encima del pecho y de la cara. Hay que intentar estirar las piernas sobre la cabeza y colocar los dedos de los pies en el suelo. Este ejercicio resulta muy beneficioso para el dolor de espalda.

- El muerto. Boca arriba, con los brazos ligeramente separados del cuerpo y las piernas abiertas, se cierran los ojos y nos concentramos en la respiración. Con cada espiración, liberar la tensión y la rigidez muscular. Es la postura de la relajación.

Etiquetas:

domingo, mayo 1

El poder de las plantas medicinales

(Un texto de la revista Mujer de Hoy del 17 de enero de 2015)

Déjate mimar por la madre naturaleza y aprovecha las plantas medicinales y los nutrientes que mejor combaten las dolencias femeninas.

Insomnio
-Si piensas en una planta para irte a dormir, el primer nombre que se te ocurre será valeriana. Su eficacia contra el insomnio es bien conocida, pero si la usas debes tener paciencia. Hay que tomarla durante unas tres o cuatro semanas antes de notar los resultados.

-Qué tomar. Valeriana Leo Angelini, porque en su composición hay otras dos plantas relajantes: pasifl ora y espino blanco.

Cistitis
-Quizá no lo sepas, pero “las mujeres sexualmente activas son las más proclives a sufrir cistitis de repetición”, explica el dr. Manuel Fernández Arjona, urólogo del Instituto de Medicina Sexual. Pero este es un problema con solución y no es precisamente despedirte de tu vida sexual.

-Qué tomar. Un estudio del Hospital General Universitario de Valencia y el Hospital Quirón ha concluido que el arándano rojo americano, rico en proantocianidinas (PACs), puede ser una opción eficaz para prevenir la cistitis postcoital, la principal causa de infecciones urinarias recurrentes.

Sofocos
-Un metaanálisis del Instituto Nacional de Salud y Nutrición en Tokio (Japón) asegura que la ingesta de preparados farmacéuticos de isoflavonas de soja reduce la frecuencia y severidad de los sofocos que se sufren durante la menopausia.

-Qué tomar. Isoflavonas de soja efectivas, o lo que es lo mismo: “Esta planta es útil siempre que se tome en forma de preparados farmacéuticos estandarizados y autorizados como medicamentos”, explica la profesora Concha Navarro del Centro de Investigación sobre Fitoterapia.

Colesterol
-A partir de la menopausia, el corazón de las mujeres deja de estar protegido por los estrógenos y muchas de ellas ven, con sorpresa, que sus niveles de colesterol se han disparado.

-Qué tomar: levadura roja de arroz cuyos principios activos reducen de media un 19% el colesterol total.

Refuerza tu dieta
-Vitamina B6. Activa el metabolismo y ayuda a que tu cerebro funcione. La puedes encontrar en los plátanos y la avena.

-Vitamina B12. Juega un papel muy importante en la formación de células y proteínas. Si la necesitas, apúntate a los lácteos.

-Vitamina C. Funciona como un antioxidante y ayuda a fijar el hierro. Ni que decir tiene que la tomas cuando comes naranjas.

-Magnesio. Suaviza el dolor menstrual y los calambres premenstruales. La mayor parte del magnesio proviene de los vegetales, en especial de los de hoja verde. Y los aditivos como el aspartamo, y el glutamato modosódico agotan nuestras reservas de magnesio.

-Calcio. Este mineral es necesario para prevenir la osteoporosis. La cantidad recomendada para las mujeres premenopáusicas es de 1.200 mg diarios. Dos vasos de leche desnatada (600 mg), 30 g de queso (380 mg), una taza de cereales integrales (325 mg), 100 g de atún (480 mg) y un vaso de leche desnatada con calcio (400 mg) cubren esas necesidades.

-Qué tomar. Además de una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, puedes reforzar esa ingesta de un multivitamínico, como Leotron Mujer, formulado para la salud femenina.

Etiquetas:

sábado, abril 30

Los amores españoles del rey José



(Extraído de un texto de Luis Reyes en la revista Tiempo del 21 de noviembre de 2008)

22-9-1808. José Bonaparte, en fuga tras Bailén, instala su corte en Vitoria, encandilado por una dama de la alta nobleza alavesa.

Mal verano fue el de 1808 para José I, el nuevo rey de España. Solamente aguantó once días en su corte de Madrid: llegó el 20 de julio, a la vez que ocurría el desastre de Bailén, la primera vez en la historia que era hecho prisionero un ejército napoleónico al completo; cundió el pánico entre los franceses, y José salió huyendo de la capital española el 31 de julio. Primero fue a Burgos, luego a Miranda de Ebro y, por último, buscando cada vez más la cercanía de la frontera francesa, a Vitoria. Cuando llegó a la capital alavesa el 22 de septiembre, el rey José tuvo al fin una alegría: volvió a ver a la española que le había encandilado al mismo llegar de Francia. Ella era María del Pilar Acedo y Sarriá, condesa del Vado y de Echauz, esposa del marqués de Montehermoso. Se habían conocido en una cena de gala en el palacio de Montehermoso cuando José hizo etapa en Vitoria camino de Madrid. Eran días felices, porque aún no tenía ni idea de lo que le esperaba en el nuevo reino que le había regalado su hermano Napoleón, y José se dejó fascinar por aquella noble española. María del Pilar tenía 24 años, era muy hermosa, hablaba perfectamente el francés, incluso escribía versos en esa lengua, y en aquella velada siguió los consejos de su suegro, el V marqués de Montehermoso, que en su discurso filosófi co moral sobre la mujer decía: “Si ha de bailar, no salga como a quien sacan a la vergüenza, sino con un porte majestuoso, lleno de gracia y de decencia...”. Lo de la decencia pronto sería pasado por alto. José I mostraría luego cierto sentimiento de culpa porque en aquella cena no había hablado con sus nuevos cortesanos españoles, sólo le había hecho caso a María del Pilar. Aunque los remordimientos no le impidieron aprovechar el segundo encuentro para convertirla inmediatamente en su amante. María del Pilar estaba casada, pero como decía un cronista, su marido, el marqués de Montehermoso, que la doblaba en edad, “por no enterarse, ya que era hombre muy prudente”, recibió del nuevo monarca “su recíproca discreción”.
Este marido cornudo no es, sin embargo, un personaje ridículo. Don Ortuño Aguirre del Corral, VI marqués de Montehermoso, era un auténtico ilustrado, por educación y por talante. Sabía idiomas, era secretario de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, uno de los instrumentos de modernidad y progreso en España; poseía una gran biblioteca, una colección de antigüedades y monedas y hasta un gabinete de ciencias naturales, por todo lo cual mereció ser visitado por Humboldt cuando el sabio alemán pasó por España.

Un buen negocio 

Como tantos espíritus educados y modernos, fue afrancesado desde el primer día. Don Ortuño formó parte de los diputados que el 19 de mayo de 1808 aprobaron la Constitución de Bayona, la primera constitución española que instauraba la nueva monarquía. Su lealtad a José I le hacía acreedor de los honores que le concedió: la Grandeza de España, el cargo de gentilhombre de cámara y la Orden de España. Sin embargo, siempre quedará la sospecha de que los recibiera por marido consentidor. Lo cierto es que hizo un buen negocio cuando le vendió su palacio, el mejor de la ciudad, al rey Bonaparte por 300.000 reales. “¿Te parece mucho?”, le preguntó José I a un cortesano de confi anza, su primer caballerizo, el conde Girardin. “No los va- le ni con la marquesa dentro”, respondió éste. Su impertinencia le costó el puesto, el rey le expulsó de España y convirtió el palacio de Montehermoso en su Palacio Real en Vitoria. Mientras María Pilar desempeñaba su papel de favorita real, su esposo se convirtió en un importante cortesano. Cuando José I viajó en 1811 a París para el bautizo del único hijo y heredero de Napoleón, el rey de Roma, don Ortuño le acompañó, pese a que no debía de estar muy bien de salud, puesto que falleció en la capital francesa. Ante el mal cariz que tomaba la situación en España para los afrancesados, la atractiva viuda se instaló al otro lado de la frontera francesa, en San Juan de Luz, aunque estaba junto a José I en Vitoria el día de la batalla de este nombre (21 de junio de 1813), que marcó la defi nitiva derrota francesa. María Pilar huyó a Francia junto a José I, pero, perdido el trono, se acabó también la relación amorosa. En todo caso, estaba marcada por su especial colaboración con el rey intruso, y no podría volver a España. Se casó con un oficial de la Guardia Imperial y se instaló en un castillo de Bearn, donde moriría muchos años después. 

Voluptuosa habanera 

La marquesa de Montehermoso fue el primero, pero no el único de los amores españoles de José I, que como buen Bonaparte sucumbía fácilmente a los encantos del sexo. Entre los sonados, fue el que mantuvo con la condesa de Jaruco, un romance en el que el rey se gastó cinco millones de reales. Pero la dama los valía. María Teresa Montalvo y O’Farrill había nacido en La Habana y a los 12 años se había casado con el conde de San Juan de Jaruco, el hombre más rico de Cuba. El matrimonio se había instalado en Madrid, y fueron fi guras que dieron mucho que hablar en la corte de Carlos IV. El conde, porque se metía en tremendas empresas en las que se arruinó. Y la condesa, por “disoluta y escandalosa”, según un libelo que corría por Madrid. La viajera inglesa lady Holland, en su libro Mi viaje a España, describe a Teresa Montalvo como una “hermosa habanera, en extremo voluptuosa, que vive entregada por completo a la pasión del amor”. ¿Qué más podía esperar el rey en Madrid? Por desgracia, Teresa murió joven y José I quedó viudo de la voluptuosidad caribeña, aunque no se resignó. Enseguida se encaprichó de la hija de Teresa, María Mercedes (en la imagen), que se describía a sí misma: “Mi color de criolla, mis ojos negros y animados, mi pelo tan largo que costaba trabajo sujetarlo, me daban cierto aspecto salvaje, que se hallaba en relación con mis disposiciones morales… Viva y apasionada en exceso, no vislumbraba la necesidad de reprimir mis emociones y mucho menos de ocultarlas”. La turbadora joven le había enseñado una vez sus dibujos a Goya, que buen conocedor del paño le dijo: “Como pintora no alcanzarás la gloria, pero llegarás lejos como mujer”. Dada la militancia afrancesada de su familia –el tío de su madre era el ministro de la Guerra de José I, O’Farrill–, le habían buscado un matrimonio de conveniencia con uno de los más brillantes ofi ciales que traía el rey intruso, Christophe-Antoine Merlin, capitán general de su guardia. La leyenda dice que José I le preguntó a Merlin: “¿Qué harías si el rey se hiciera amante de tu mujer?”. Y el fi ero general respondió: “Lo mataría”. No debe de ser veraz la anécdota, porque ningún monarca de la época toleraba bromas así. En cambio, el rey nombró conde a Merlin, a la vez que le asignaba destinos fuera de Madrid para que no estorbara sus galanteos con María Mercedes, y en los mentideros corría una copla: “La condesa tiene un tintero /donde moja la pluma José primero”.

Etiquetas:

Free counter and web stats