Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

martes, octubre 31

Terapias naturales contra el dolor



(Un texto de A. Paris en la revista Mujer de Hoy del 4 de octubre de 2014)

Un repentino dolor de muelas, un jaqueca inesperada, una garganta inflamada... No permitas que un achaque de última hora te amargue el día. La naturaleza te echa una mano.

Ofrecen resultados sin efectos secundarios, incluso para malestares tan repentinos como un dolor de cabeza. La fitoterapia, la homeopatía, la medicina biorreguladora (fármacos con principios activos vegetales, orgánicos y minerales capaces de estimular la capacidad del organismo para reequilibrarse) y el uso apropiado de los aceites esenciales puros (para uso interno y externo) pueden ser tus aliados para combatir dolores de cabeza, de garganta, gases, infecciones y orina y hasta dolores de regla.

Remedios para el "mi boca es un drama"

- Fitoterapia: si una llaga te está haciendo la vida imposible, existe un amplio repertorio de plantas medicinales que te pueden ayudar como agrimonia, argentina, malva, malvavisco, mirra, roble Albar, rosal, salvia, tomillo...Puedes usarlos en tisana o en colutorio para hacer gargarismos. Pero si el problema es un inoportuno dolor de muelas, el sauce, la arnica o la caléndula te aliviarán. 
- Medicina biorreguladora: Los medicamentos biorreguladores que podríamos usar en este caso, serían Traumeel, Gastricumeel y Engystol. 
- Aceites esenciales: para las úlceras en la boca la especialista recomienda 1 gota de aceite esencial puro de Clavo o 1 gota de aceite esencial de Árbol de té + 3 gotas de un aceite vegetal (de oliva o lo que sea) aplicadas directamente en la llaga con el dedo, unas 5 o 6 veces al día.  
- Homeopatía: un buen remedio para las aftas bucales es el Borax 5 CH , tres gránulos tres o cuatro veces hasta la desaparición. En un dolor de muelas deberíamos de asegurarnos que no exista una infección, pues habría que atenderla prioritariamente. Mientras, para el dolor, el experto recomienda Chibibum Sulfuricum 5 CH, tres gránulos cada cinco minutos y espaciar las tomas según mejoría. 

Remedios para el "mi estómago arde"

- Fitoterapia: Los gases se pueden solucionar con anís estrellado o verde, Hierbaluisa, Hinojo, Manzanilla, Melisa, Poleo-menta, Romero. Ante la dispepsia podemos emplear Achicoria, Angélica, Boldo, Cúrcuma, Salvia y Té de Aragón. Y la gastritis se alivia con lino, Malvavisco, Manzanilla y Regaliz. 
- Medicina biorreguladora. Dos medicamentos de este tipo que actúan a nivel digestivo son Nux Vomica Homaccord y Gastricumeel, además podríamos añadir mucosa compósitum. 
- Aceites esenciales: Isabelle Pacchioni, creadora de la firma Puressentiel, recomienda tomar 1 gota de aceite esencial de Menta piperita + 1 gota de aceite esencial de Estragón, sobre un comprimido neutro, 15 minutos antes de las comidas. 
- Homeopatía: un remedio muy recomendado es ARGENTUM NITRICUM 7 CH, tres gránulos cada 10 minutos y espaciar según mejoría. 

Remedios para el "me duele la cabeza"  

- Fitoterapia: para que las plantas puedan obrar su magia, lo primero es determinar cuál es la causa de ese dolor. Por ejemplo, si sufres estrés y contracturas cervicales, necesitas valeriana por su acción miorrelajante y pasiflora por su acción ansiolítica. Si el dolor ha aparecido de repente y no es muy intenso, de 60 a 120 mg de la salicina que contiene la corteza de sauce será tu analgésico. ¿Y para la migraña? La mejor opción es prevenir. “Según la ESCOP (European Scientific Cooperative on Phytoterapy), la matricaria-magarza (Tanacetum parthenium) está indicada en la profilaxis de esta enfermedad. La posología recomendada es de 0,2-0,6 mg de partenólido (principio activo de la planta) durante 4-6 meses”, explica Alberto Sacristán, miembro de la Junta Directiva de INFITO y coordinador del grupo de trabajo de Medicina Biorreguladora de la SEMERGEN (Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria). 
- Aceites esenciales: los aceites esenciales de hierba luisa (lip pia citriodora), melisa (melissa officinalis) y eucalipto staigeriana (eucalyptus staigeriana) contienen aldehídos naturales que equilibran el sistema nervioso. “Pero el analgésico más sencillo y conocido es la menta piperita. Ante el primer síntoma hay que colocar una o dos gotas de este aceite en las sienes o la zona de dolor (lo más alejado posible de la zona ocular), y otra en la boca del estómago y masajear en el sentido de las agujas del reloj”, explica la aromaterapeuta Eva Bouzas-Ros, de la Comisión científica de Aromaterapia APTN Cofenat y Directora de Oshadhi en España. Y si quieres una opción segura y portátil hazte con un roller como el SOS Cabeza con 9 aceites esenciales ya mezclados de Pureessentiel, listo para usar. 
- Homeopatía: “El remedio más frecuente es Iris Versicolor 9 CH, cinco gránulos diarios para prevenir y en caso de estado agudo, aumentar la frecuencia de las tomas”, explica Lola Culebras Pinheiro, naturópata y homeópata de la APTN COFENAT. 

Remedios para "Tengo la garganta irritada" 

- Fitoterapia: para las faringitis existen dos productos muy interesantes, por un lado el própolis que hacen las abejas para proteger su panal de las agresiones de microorganismos y la Echinacea que es una planta medicinal que mejoran las defensas del organismo. 
- Medicina biorreguladora: para la faringitis, podemos utilizar Belladonna homaccord y Phosphor Homaccord. 
Aceites esenciales: las opciones ante una garganta irritada son el aceite esencial de tomillo thuyanol (thymus vulgaris thuyanol), laurel (laurus nobilis), eucalipto radiado (eucalyptus radiata), mirto arrayán (myrtus communis myrtenylacetatiferum) y el bálsamo de Perú (Myroxylon balsamum var. Pereirae). 
- Homeopatía: APIS MELLIFICA 9 CH Y BELLADONA 9 CH suelen ser dos remedios muy utilizados en las irritaciones de garganta con dolor. 

Y un plus… Problemas muy íntimos

- Para las infecciones de orina podemos utilizar un fruto, que es el Arándano Rojo Americano con unos resultados espectaculares cuando la infección de orina es por la bacteria E. Coli. Además podemos usar otras plantas como Cola de Caballo, Gayuba ortofisón, Perejil, Sándalo, Vara de Oro... Incluso recomendamos la utilización de jabones íntimos que contenga Melaleuca o Arbol de Té ya que como antiséptico local es muy bueno. Los baños de asiento con aceites esenciales de manuka (leptospermum scoparium), lavanda fina (lavandula angustifolia), geranio-rosa (pelargonium roseum) también proporcionan muy buenos resultados.

- Pero si el dolor se debe a una regla dolorosa los remedios más eficaces son la homeopatía (Colocynthis 9 CH, cinco gránulos cada 10 minutos y espaciar según mejoría si el dolor es de lateralidad izquierda; y magnesia Phosphorica 5 CH, si aparece a la derecha) y los aceites esenciales: podríamos aplicar un preparado realizado con una cuchara sopera de aceite vegetal de onagra de 1ª presión en frío y seis u ocho gotas en total de aceite esencial de Ylang-Ylang (cananga odorata), salvia esclarea (salvia sclarea), manzanilla romana (anthemis nobilis) o manzanilla alemana (chamomilla matricaria), mejorana dulce (origanum marjorana), albahaca tropical (ocimum basicilum chav. met.), hinojo dulce (foeniculum vulgare), rosa (rosa damascena), jazmín (jazminum sambac), geranio-rosa (pelargonium roseum), desde el primer síntoma y tantas veces como sea necesario en la zona de vientre y lumbar. Todas estas plantas tienen propiedades antiespasmódicas y emenagogas (favorecen la expulsión de la menstruación).

Etiquetas: ,

lunes, octubre 30

Síndrome del edificio enfermo

(Un texto de Marisol Guisasola en la revista Mujer de Hoy del 13 de febrero de 2016)

Si notas congestión nasal, dolores de cabeza, ronquera, toses secas, ojos llorosos, dolores musculares, picores, problemas de concentración, irritabilidad, cansancio... en tu lugar de trabajo y esos síntomas desaparecen cuando no trabajas, cuidado, puede que seas víctima de lo que se conoce como síndrome del edificio enfermo (SEE). Aunque, en un principio, hubo quien dijo que era "un trastorno inventado", "un problema psicosomático" e incluso "una excusa para no ir a trabajar", nuevas pruebas de alta tecnología demuestran que es un problema real.

"El síndrome del edificio enfermo ya no se ve como una enfermedad enigmática y hoy centra el interés de muchísimos inmunólogos e investigadores de todo el mundo", explica el dr. Jordi Esquirol Caussa, del Centro Médico Teknon de Barcelona y coordinador de investigación en la Escuela Universitaria Gimbernat. Nuevas técnicas bioquímicas, inmunológicas y genéticas han demostrado que factores ambientales presentes en ciertos edificios pueden producir trastornos psicológicos y fisiológicos en las personas. Eso sí, para que un edificio se considere enfermo, al menos el 20% de sus ocupantes deben estar afectados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que hasta el 30% de los edificios de oficinas del mundo pueden tener problemas de ese tipo, y que entre el 10 y el 30% de los ocupantes sufren trastornos de salud relacionados con una mala calidad de aire interior. Los nuevos tests científicos han animado a los expertos a redefinir el problema y a llamarlo síndrome inflamatorio autoinmune inducido por adyuvantes (ASIA, por sus siglas en inglés). Los expertos en economía de empresa ya están tomando nota, porque el coste del síndrome en concepto de pérdida de productividad se cifra en miles de millones de euros al año.

"Este síndrome afecta a personas que trabajan en edificios con climatización central, ventanas que no se pueden abrir, tapicerías y recubrimientos sintéticos, alta concentración de aparatos electrónicos y eléctricos, déficit de luz natural... nos explica el dr. Esquirol. Muchos investigadores han relacionado el aumento de casos con la crisis del petróleo de los años 70, que provocó un movimiento a favor del ahorro de energía y la construcción de edificios "herméticos", con estándares de ventilación mínimos, alta densidad de ocupantes, déficit de luz natural y larga exposición a la luz eléctrica".

Es conocido el caso de una empresa en la que prácticamente todos los trabajadores se quejaban de cefaleas persistentes. Al estudiar el problema in situ, los técnicos notaron que las pantallas de ordenador de la compañía tenían un brillo molesto, por lo que eliminaron las lámparas fluorescentes que iluminaban el espacio. A los pocos días, los dolores de cabeza habían desaparecido.

Déficit de luz y oxígeno

Pero, incluso con luz natural, un edificio puede tener problemas por déficit de aire fresco. "La renovación mínima del aire de los locales de trabajo será de 30 metros cúbicos de aire limpio por hora y trabajador", señala el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el trabajo, pero en muchísimos casos ese mínimo no se cumple. Según un documento del Nacional Institute of Occupational Safety and Health (NIOSH) de EE.UU., los sistemas de climatización son responsables del 50% de las quejas de calidad ambiental en los edificios.

Estos sistemas transportan los contaminantes que encuentran en su recorrido hasta las rejillas de retorno, con la consiguiente aparición de patologías de diferente índole. "Es como ir en un vuelo de larga distancia, pero con la diferencia de que los vuelos duran unas horas y el trabajador permanece en el edificio toda la jornada, todos los días laborables del año", aclara el dr. Esquirol.

Los "culpables" más citados en relación con el síndrome ASIA son la alta concentración de radiaciones electromagnéticas emitidas por aparatos e instalaciones electrónicas, sustancias tóxicas procedentes de materiales sintéticos (pinturas, productos de limpieza o de exterminio de plagas), altas cantidades de electricidad estática, contaminación (humos, polvo y pólenes) y otros elementos procedentes del exterior que luego quedan "atrapados" en el interior del edificio. "Si cada uno de ellos es nocivo para la salud, la suma de varios de ellos tiene un efecto sinérgico mucho mayor", explican los expertos.

Lipoatrofia femenina

Un buen ejemplo son las funcionarias que trabajaban en las dependencias de la Agencia Tributaria del Ayuntamiento de Madrid en la calle Sacramento en 2008. Al menos medio centenar empezaron a ver cómo aparecían hendiduras redondas en la piel de sus muslos, brazos y abdomen. "Aunque muchas pensamos que se trataba de celulitis, al final los médicos nos diagnosticaron lipoatrofia o atrofia del tejido graso subcutáneo explica Ana, una de las afectadas.

Nos explicaron que la causa era la exposición a campos electromagnéticos, electricidad estática, baja humedad ambiental, ausencia de tomas de tierra en el sistema eléctrico y falta de ventilación del edificio en el que trabajábamos. La lipoatrofia se da más en las mujeres, porque nosotras tenemos más grasa subcutánea. De hecho, el nuestro no fue el único caso. Hubo también afectadas de lipoatrofia en la central de la Caixa en la Diagonal de Barcelona, en la Torre Agbar, en la central de Gas Natural o de la antigua sede de Caprabo, todos en Barcelona", cuenta Ana.

El diagnóstico de un edificio enfermo no es fácil, ya que las causas pueden deberse a diferentes factores. "En general, se analiza la presencia de agentes químicos (gases, humos), físicos (iluminación, temperatura, humedad, movimiento del aire, electricidad estática, polvo, partículas en suspensión), biológicos (bacterias, parásitos, hongos, pólenes...), ergonómicos (espacio de que dispone el trabajador, posturas al trabajar, distribución y densidad de maquinaria o aparatos...).
Incluso factores psicosociales pueden añadir su cuota de riesgo y aumentar el posibilidad de enfermar: el estrés laboral, el exceso de ruido, la presión de trabajo excesiva, las tareas repetitivas, el mal ambiente laboral...", enumera el dr. Esquirol.

Plantas que limpian el aire

Un estudio de la NASA, la agencia espacial norteamericana comprobó que ciertas plantas ayudan a limpiar y absorber toxinas de la atmósfera. Las más eficaces son el lirio de la paz, la areca o palmera amarilla, el helecho de Boston, la margarita gerbera, los crisantemos, el filodendro y el poto. Esas plantas absorben tóxicos a través de las hojas y raíces y, luego, bacterias presentes en la tierra eliminan dichas sustancias.

Legionelosis y filtros sucios

Además del síndrome del edificio enfermo hay otras enfermedades que se transmiten o producen en el interior del edificio. Quizá el ejemplo más conocido sea el de la legionelosis (un tipo de neumonía), que afectó a 182 miembros de la Legión Norteamericana en un congreso celebrado en Filadelfia en 1976. Los expertos tardaron meses en comprobar que la causa era una bacteria presente en el agua de las torres de refrigeración del edificio donde se celebró el congreso y que se difundió a través del sistema de ventilación. Decenas de casos de legionelosis desatan cada año la alarma, y la solución es solo una: la limpieza escrupulosa de los filtros de las torres de ventilación.

Etiquetas:

domingo, octubre 29

¿Quién fue el (verdadero) padre de Alfonso XII?

(Un texto de José Segovia en el XLSemanal del 17 de enero de 2016)

Cuando a Isabel II le comunicaron que su futuro marido iba a ser su primo el infante Francisco de Asís, un joven de voz atiplada y andares cimbreantes, la reina se echó a llorar, gritando: «¡No, con Paquita no!». Finalmente, la jovencísima Isabel dio su brazo a torcer ante la presión de su madre.

Los dos jóvenes eran primos carnales por partida doble. El padre de Francisco de Asís, Francisco de Paula de Borbón, era hermano del padre de ella, el rey Fernando VII, mientras que su madre, Luisa Carlota de Borbón-Dos Sicilias, era hermana de la madre de Isabel II, María Cristina de Borbón-Dos Sicilias. Si el joven matrimonio hubiera engendrado hijos, sus cuatro primeros apellidos habrían sido el mismo: Borbón.

La idea de aquel absurdo enlace partió del rey de Francia Luis Felipe, que dio por sentado que Francisco de Asís -un reconocido homosexual- sería incapaz de proporcionar un sucesor a la Corona española. El monarca francés logró que se celebraran el mismo día el matrimonio de Isabel II con Francisco de Asís y el de su hijo, el duque de Montpensier, con la hermana pequeña de la reina española.

Luis Felipe pensó que su hijo acabaría destronando a Isabel II, cuyo marido sería incapaz de aportar hijos legítimos a la Corona. La doble ceremonia nupcial tuvo lugar en la capilla del Palacio Real el 10 de octubre de 1846. Cuatro meses después de la boda, los problemas maritales de la pareja real eran tan evidentes que el monarca francés pensó que su vástago iba a llegar al trono español antes de lo esperado.

Sin embargo, con el paso del tiempo, la reina tuvo doce hijos, de los que solo cinco superaron la niñez. En la Corte francesa no contaron con la larga lista de amantes que coleccionó la soberana a lo largo de su reinado. Gracias a uno de ellos, el apuesto capitán José María Ruiz de Arana, Isabel II dio a luz a la infanta Isabel. El pueblo madrileño bautizó a la niña como la Araneja, en alusión a la célebre Beltraneja, supuesta bastarda de Enrique IV de Castilla.

La escabrosa historia la cuenta José María Solé en su libro Los reyes infieles, en el que también desvela que Enrique Puigmoltó, un joven y arrogante militar del Cuerpo de Ingenieros, fue el padre secreto de Alfonso XII, otro de los hijos ilegítimos de Isabel, una reina tan maltratada por su propia familia que con tan solo dieciséis años fue obligada a contraer matrimonio con un gay que nunca la podría satisfacer.

Un negocio lucrativo

Francisco de Asís mantuvo toda su vida una relación sentimental con Antonio Ramón Meneses y asumió con naturalidad a los amantes de su mujer. Recibió millones de reales por reconocer como propios los hijos ilegítimos que concibió la reina.

Un dato que tener en cuenta

Los hijos que tuvo Isabel II con sus amantes inyectaron sangre nueva a la familia real española, evitando los problemas de consanguinidad que habrían surgido de haberlos tenido con su marido y primo carnal, Francisco de Asís.


Etiquetas:

sábado, octubre 28

Historia de las apuestas deportivas



(Apoyo a un texto de Carlos Manuel Sánchez en el XLSemanal del 7 de febrero de 2016)

1370 a. C.
Los griegos de la Antigüedad ya apostaban
Se cree que los espectadores de los Juegos de la Antigua Grecia ya apostaban. En cualquier caso, el deporte estaba muy profesionalizado y en algunas competiciones los atletas recibían premios como 50 ánforas de aceite, con un valor de unos 35.000 euros actuales.

Siglo I d. C.
Roma: ¡mi fortuna por esa cuadriga!
Las primeras evidencias escritas de las apuestas deportivas datan de Roma. El escritor Juvenal menciona «a los gritones y audaces que jalean las carreras de cuadrigas en compañía de jóvenes hermosas». Y Tertuliano describe el nerviosismo de los apostantes.

1790
El primer corredor de apuestas
Harry Ogden se convierte en el primer corredor de apuestas de la historia. Operaba desde un hipódromo. Las apuestas en las carreras de caballos causan furor y contagian a otros deportes. El Gobierno inglés aprobará una ley del juego muy restrictiva en 1845.

Siglo XIX
El escándalo de la mafia de los remeros
El deporte que congregaba multitudes en tiempos decimonónicos era el remo. Las orillas de los ríos se llenaban de gente para ver la competición y para apostar. Las mafias corrompieron a los remeros, y la gente perdió el interés por un deporte amañado.

1896
Los Juegos Olímpicos y el juego limpio
Pierre de Coubertin rescató los Juegos Olímpicos, limitándolos a deportistas aficionados, para preservar la limpieza del deporte. Por cierto, los Juegos de la Antigua Grecia habían sido prohibidos en el 394 después de Cristo por «inmorales».

1919
Sobornos en el béisbol
Las series mundiales de béisbol enfrentaban a los Chicago White Sox y a los Cincinnati Reds. Un apostante profesional sobornó a ocho jugadores de los White Sox, a los que pagó 10.000 dólares por cabeza. Fueron sancionados de por vida. Fue el mayor escándalo deportivo de la época.

1961
Se abre la primera casa de apuestas
El Gobierno inglés legaliza las casas de apuestas, y la industria se dispara. Se abren 15.000 locales en el Reino Unido. Este tipo de locales llegarán medio siglo más tarde a España, donde han proliferado como setas en la última década.

Siglo XXI
Más de 8000 casas en el mundo
El negocio de las apuestas se globaliza gracias a Internet. Operadores como Betfair, Bwin o Bet365 operan a nivel mundial. Hoy hay más de 8000 casas de apuestas en el mundo, la mayoría con sede en paraísos financieros. El negocio supera el medio billón de euros.

2010 en adelante
¡Y llegaron los algoritmos!
La tecnología del ‘streaming’ y los algoritmos permiten apuestas en directo muy sofisticadas. Los operadores contratan a talentos de Wall Street y la City, que aplican técnicas de los fondos de alto riesgo para fijar las ‘odds’ (probabilidades) y los premios por apuestas acumuladas.

Etiquetas:

Free counter and web stats