Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

lunes, noviembre 30

Queda prohibido

De Pablo Neruda

Queda prohibido llorar sin aprender,
levantarte un día sin saber que hacer,
tener miedo a tus recuerdos.

Queda prohibido no sonreír a los problemas,
no luchar por lo que quieres,
abandonarlo todo por miedo,
no convertir en realidad tus sueños.

Queda prohibido no demostrar tu amor,
hacer que alguien pague tus deudas y el mal humor.

Queda prohibido dejar a tus amigos,
no intentar comprender lo que vivieron juntos,
llamarles solo cuando los necesitas.

Queda prohibido no ser tú ante la gente,
fingir ante las personas que no te importan,
hacerte el gracioso con tal de que te recuerden,
olvidar a toda la gente que te quiere.

Queda prohibido no hacer las cosas por ti mismo,
tener miedo a la vida y a sus compromisos,
no vivir cada día como si fuera un ultimo suspiro.

Queda prohibido echar a alguien de menos sin alegrarte,
olvidar sus ojos, su risa,
todo porque sus caminos han dejado de abrazarse,
olvidar su pasado y pagarlo con su presente.

Queda prohibido no intentar comprender a las personas,
pensar que sus vidas valen mas que la tuya,
no saber que cada uno tiene su camino y su dicha.

Queda prohibido no crear tu historia,
no tener un momento para la gente que te necesita,
no comprender que lo que la vida te da,
también te lo quita.

Queda prohibido no buscar tu felicidad,
no vivir tu vida con una actitud positiva,
no pensar en que podemos ser mejores,
no sentir que sin ti este mundo no sería igual.

Etiquetas:

domingo, noviembre 29

El milagro del monte Cebreiro

(Leído en la columna de Paulo Coelho en el XLSemanal del 6 de octubre de 2013)

[...]

En un día de gran tormenta, un campesino de un pueblo cercano subió al Cebreiro para oír misa. Celebraba esta misa un monje casi sin fe, que despreció interiormente el sacrificio del campesino. Pero en el momento de la consagración, la hostia se transformó en la carne de Cristo, y el vino en su sangre. Las reliquias siguen allí, guardadas en aquella pequeña capilla, un tesoro mayor que toda la riqueza del Vaticano.

Fui a la pequeña capilla, construida por el campesino y por el monje, que había empezado a creer en lo que hacía. Nadie sabe quiénes eran. Dos lápidas sin nombre en el cementerio de al lado marcan el lugar donde están enterrados sus huesos. Pero es imposible saber cuál es la tumba del monje y cuál la del campesino. Porque, para que sucediera el milagro, era preciso que las dos fuerzas libraran el Buen Combate.

Desde entonces, cada vez que me enfrento a un desafío importante, recuerdo la historia del milagro del Cebreiro. A la fe, a veces, hay que provocarla para que se pueda manifestar.

Etiquetas:

sábado, noviembre 28

Poder de persuasión

"Una frase educada acompañada de un revólver da más resultado que una simple frase educada". Al Capone

Etiquetas:

viernes, noviembre 27

Planificación

"La semana que viene no tengo tiempo para crisis; mi agenda ya está llena". Henry Kissinger

Etiquetas:

jueves, noviembre 26

How many musicals have you seen?

(I got this list last year, during my holidays at New York. I copy it just to keep track of all the musicals I haven't seen... yet)

- A gentleman's guide to love & murder
- Aladdin
- Beautiful
- Cabaret
- Indian ink
- The real thing
- Chicago
- Cinderella
- Disgraced
- Hedwig and the angry inch
- Honeymoon in Vegas
- If/then
- It's only a play
- Jersey Boys
- Kinky boots
- Les miserables
- Love letters
- Mamma mia
- Matilda
- Motown the musical
- On the town
- Once
- Pippin
- Rock of ages
- Side show
- The book of mormon
- The country house
- The last ship
- The lion king
- The phantom of the opera
- The elephant man
- The curious incident of the dog in the night-time
- The river
- Wicked



Etiquetas:

miércoles, noviembre 25

Amor

(Extraído de una columna de Carmen Posadas en el XLSemanal del 13 de octubre de 2013)

 [...]

Según el psicólogo Robert J. Sternberg, uno de los primeros en investigar sobre lo que podríamos llamar el amor sano, se trata de una relación interpersonal que se caracteriza por tener tres componentes: pasión, es decir, un estado de intenso deseo sexual; afinidad o, como se dice ahora, estar en la misma onda; y, por fin, compromiso, que él define como la intención de las partes de mantener el amor y formalizarlo de alguna manera. Sobre estos tres vértices se sustenta tal sentimiento, y las diversas combinaciones de dichos elementos dan como resultado siete tipos de amor diferentes, sabiendo que las relaciones que se apoyan en uno o dos de estos vértices son más frágiles que las que se apoyan en los tres.  

El primer tipo de amor que describe Sternberg es el encaprichamiento (solo pasión). Se trata del típico flechazo con un intenso deseo sexual. Es muy potente, pero, si no desarrolla alguno de los otros dos pilares (afinidad y/o compromiso), unas veces se extingue y otras se convierte en obsesión. El segundo es el cariño (solo afinidad). Se trata, por ejemplo, del amor que se siente por un amigo con el que uno tiene mucho en común e intenta construir una relación amorosa. Como carece de pasión y de compromiso, o bien evoluciona o suele morir al cabo de unos meses. El amor vacío (solo compromiso) es característico de las uniones de conveniencia o de las parejas que con los años han perdido pasión e intimidad.  

Amor romántico: este ya se sostiene sobre dos patas, la pasión y la afinidad, pero, si no busca el compromiso, a la larga también puede languidecer. Amor sociable es el que se apoya en la afinidad y el compromiso. Es típico de matrimonios de muchos años donde la pasión se ha extinguido; funciona, sí, pero solo si uno u otro no se encapricha de otra persona. El amor fatuo tiene también dos patas, la pasión y el compromiso, pero le falta afinidad los gustos comunes, por lo que, si falla la pasión, posiblemente tampoco sobreviva. Y por fin está el amor consumado, que es el que se sustenta en los tres pilares de los que venimos hablando. Es la situación ideal, la que todos desearíamos alcanzar, una en la que hay pasión, afinidad y también compromiso. Según Sternberg, este amor no es tan difícil de encontrar, lo realmente difícil es mantenerlo.

[...]

Etiquetas:

martes, noviembre 24

Bilingüismo

(La columna de Juan Manuel de Prada en el XLSemanal del 13 de octubre de 2013. Un punto de vista muy interesante y para nada desdeñable.)

Quisiera proseguir la denuncia de algunas patrañas en torno al aprendizaje de lenguas extranjeras. Sin duda alguna, la patraña que mayor predicamento ha alcanzado en los últimos años es el llamado 'bilingüismo', nuevo banderín de enganche de la propaganda política, que prometiendo escuelas donde los niños salen convertidos en analfabetos en dos idiomas consigue allegar el voto de los padres, ingenuamente convencidos de que la educación bilingüe será el salvoconducto que asegure a sus hijos un futuro plácido. Decía Gracián que el hombre nace engañado y muere desengañado; pero nuestra época se destaca por conseguir mantenernos engañados hasta la muerte.

Existe un bilingüismo natural, que es el de quien tiene padres que hablan lenguas distintas, o el de quien vive en sociedades donde conviven varias. Quienes tienen la suerte de crecer en estos ambientes desarrollan, en efecto, un conocimiento parejo de varias lenguas, que ejercitan alternativamente, según el interlocutor o la actividad que desempeñen. Cosa muy distinta es el bilingüismo al que nos referimos, que consiste en meter con calzador en la escuela una serie de horas lectivas en un idioma extranjero para que los niños supuestamente aprendan a manejarse con él, tanto de forma oral como escrita. Este segundo bilingüismo, sin el apoyo del primero, me parece un completo disparate; y causa concurrente en el deterioro educativo que padecemos.

Habría que empezar significando que, salvo en casos excepcionales, el término 'bilingüismo' es un eufemismo que disfraza la intromisión abusiva de la lengua inglesa en la enseñanza, fruto de la admiración idolátrica y gilipollesca que nuestros politiquillos profesan a lo anglosajón (y, en especial, a lo yanqui) y de los intereses aviesos de la plutocracia internacional, que ha convertido el inglés en una especie de koiné o lengua franca universal que favorece -junto con unos conocimientos rudimentarios de informática- la creación de un nuevo proletariado (sin prole) al que puede desplazar geográficamente a su antojo, a cambio de cuatro monedillas. En contra de lo que la gente ingenuamente cree, en la inmensa mayoría de los trabajos el conocimiento del inglés es por completo innecesario: lo es, desde luego, en aquellos trabajos que no exigen comunicación internacional; y podría serlo, en gran medida, en aquellos que la exigen, a poco que los españoles nos hubiésemos esforzado en imponer nuestra lengua. Es comprensible que un holandés o un noruego requieran una lengua franca para manejarse en sus transacciones, porque las suyas son esotéricas e irrelevantes; pero resulta más incomprensible que la nación que llevó su lengua a todo un continente haya renunciado a imponerla en foros internacionales de forma tan lacayuna.

No entraremos a discutir si el aprendizaje del inglés mejora las posibilidades laborales de un joven: en algunos casos, sin duda, así será; en otros, sospecho que solo facilitará su explotación laboral y su desarraigo. Pero quisiera centrarme en otro aspecto siniestro del bilingüismo en la enseñanza, que ha convertido las aulas en un pandemónium grotesco, en donde los niños reciben clases en un idioma que no entienden, sobre disciplinas importantísimas que deberían explicarse en español. Un maestro de primaria en una escuela bilingüe me contaba el otro día las situaciones rocambolescas a las que le obliga su empleo: mientras en clase de inglés está enseñándole a los niños palabras tan elementales como los días de la semana (pues son niños que ni siquiera conocen la gramática española), en clase de Conocimiento del Medio (designación gilipollesca que sustituye a la más clásica de Ciencias Sociales y Naturales) tiene que hablarles en inglés sobre la formación de las montañas o el proceso de polinización de las plantas. Por supuesto, sus alumnos no entienden ni jota, por lo que este maestro tiene que emplear todas sus energías en dotarlos de un vocabulario previo que haga inteligibles sus explicaciones; inevitablemente, tales explicaciones serán siempre en un inglés rudimentario, con la consiguiente rebaja en el nivel de los contenidos. Al final del curso, sus alumnos no han aprendido nada de geografía ni de biología; y, en cambio, tienen la cabeza llena de palabros absurdos en inglés que olvidarán a los pocos meses, por falta de uso. De este modo, tales alumnos podrán llegar con el tiempo a chapurrear inglés, a la vez que serán unos perfectos indocumentados en las disciplinas que les enseñaron en esta lengua.

Y todo ello, por supuesto, mientras el conocimiento del propio idioma es cada vez más lastimoso. Así se forman sucesivas generaciones de analfabetos bilingües.

Etiquetas:

lunes, noviembre 23

Pintura de labios

(Extraído de un texto de Laura R. Bastida en la revista Mujer de Hoy del 2 de noviembre de 2013)

Se acabó sobresaturar de pigmento. Esa opción (que requiere secar con un 'tissue' varias veces y aplicar de nuevo hasta que el resultado sea muy rojo) déjala para la noche, cuando quieres que el trabajo que te ha costado conseguir esos labios jugosos y definidos dure lo más posible. 
Durante el día, delinea primero con un lápiz en el mismo tono y no te salgas de la línea de tus propios labios al hacerlo. Aplica el color en una sola pasada, deja que se vaya difuminando con el paso de las horas y vuelve a pintarte siempre que lo necesites. Es un ejercicio de belleza de lo más reconfortante.
Intenso, vibrante… y mate
Requiere un poco más de pericia. Roberto Siguero tiene un sistema infalible (que también exige hidratación previa). “Perfila el contorno con un delineador en el mismo tono que la barra y rellena con ese mismo lápiz. Difumina el resultado con un pincel, aplica una capa de polvos sueltos para fijar el resultado y, después, el rojo de labios”, aconseja.
Labio mordido
Se caracteriza por su mayor intensidad de color en el centro. Conseguirlo exige “aplicar las nuevas texturas en laca con los dedos y en pequeños toques”, explica Tom Pecheux, director creativo de Maquillaje de Estée Lauder. La evolución de este look es el labio chupa-chups, que recrea el rojo con el que se tiñe la boca al chupar este caramelo. “Un resultado ultramoderno”, apunta Goyo Acevedo, maquillador de Shiseido. “Este efecto pide aplicar el producto de dentro a afuera con un pincel, mezclándolo con un bálsamo”, comenta.
Acabado metálico DIY

La forma casera consiste en aplicar un toque de sombra de ojos metalizada en el centro del labio inferior. Las barras Flipstick de Max Factor, con color en un lado y pigmentos metalizados en el otro, te facilitan el trabajo. “Si quieres un plus de volumen, sella el resultado con gloss”, aconseja Miguel Ángel Álvarez, maquillador oficial de Max Factor.

Etiquetas:

domingo, noviembre 22

Ampleforth: escuela de la élite católica en Gran Bretaña



(Un reportaje de Íñigo Gurruchaga en el Heraldo de Aragón del 15 de agosto de 2015)

En Reino Unido, de mayoría anglicana, el prestigioso colegio de monjes benedictinos forma a 600 alumnos. Por sus aulas han pasado ministros y embajadores.

David Lambon, el nuevo ‘headmaster’ de Ampleforth y el primer seglar, dice en un momento de la conversación: "Esta es una escuela católica, no es una escuela para católicos". Puede ser que esa frase explique en parte la confianza contemporánea de los católicos en Reino Unido y el cambio en una institución que quiere ser más internacional, tras dos siglos como centro de formación de un segmento de la élite británica.

San Agustín de Canterbury llegó al este de Inglaterra en el final del siglo VI para evangelizar la tierra pagana de los anglosajones. Era un monje benedictino. Fue el primer arzobispo de Canterbury y sembró la semilla de la propagación del cristianismo. En el final del primer milenio, una comunidad de benedictinos se asentó en lo que hoy es la abadía de Westminster, la iglesia de la corona.

La reforma protestante tuvo aspectos peculiares en Inglaterra, donde las doctrinas de Calvino y de Lutero no prosperaron en la corte de Enrique VIII, que tenía inquietudes matrimoniales más urgentes. Pero, tras la negativa de Roma a concederle la separación de Catalina de Aragón, el rey disolvió los monasterios y conventos en la mitad del siglo XVI, como ocurrió en la Europa del norte protestante, pero declarando su supremacía en la Iglesia.

Dos monjes procedentes de un monasterio italiano establecieron contacto en 1607 con Sigebert Buckley, superviviente de la comunidad benedictina de la Abadía de Westminster. Ampleforth fue fundado como monasterio benedictino y escuela dos siglos después, cuando se suavizaron, en la primera mitad del siglo XIX, las leyes que fundaron la persecución o marginación de los católicos, pero reclama orgulloso su conexión con Westminster y los orígenes del cristianismo en Inglaterra.

Es un lugar imponente. Desde sus comienzos como comunidad de monjes acogidos con sigilo en la mansión de la familia Fairfax, que había mantenido su profesión de fe a la vieja Iglesia católica, es decir, universal, los benedictinos han levantado su abadía, donde hoy viven setenta monjes, dos colegios, de primaria y secundaria, pabellones residenciales, un hostal para retiros... todo ello en un hermoso valle al norte de York, en el que hay campos de rugby, tenis, cricket, golf, bosques y prados.
"A veces me gustaría que fuésemos más pobres, pero tenemos una larga historia y no creo que vayamos a venderlo todo", dice con humor el padre Matthew Burns, un hombre jovial al que le parece que una de las debilidades de la Iglesia Católica es que "hemos tenido miedo del Espíritu Santo, de lo carismático, porque somos demasiado correctos".

El colegio de Ampleforth, dedicado inicialmente a formar a la élite católica como Eton formaba a la anglicana, pone ahora más acento en las becas para acoger a alumnos de la comarca colindante o de otros lugares, pero mantiene la estructura básica. Los monjes de la abadía son la referencia espiritual de la educación, ofician las misas diarias en los pabellones donde residen los pupilos, son sus guías pastorales; aunque un 15% de los seiscientos alumnos no sean católicos.

En la escuela primaria, para niños y niñas de 3 a 13 años, alumnos españoles y latinoamericanos en régimen de internado charlan durante el almuerzo mostrando personalidades confiadas para su edad, contentos de su experiencia, de las relaciones con pupilos de otros países, de la calidad de los profesores y de los campos de juego. El comedor, con paneles de roble, da una idea de la arquitectura del castillo de Gilling, la vieja mansión de los Fairfax, en la que se aloja. En los pabellones residenciales de la escuela secundaria, los alumnos comparten habitaciones de dos o tres camas, las puertas de los dormitorios con sus mesas de estudio siempre abiertas. Cada pabellón tiene un ‘housemaster’, que reside en el edificio junto a su familia y atiende las necesidades de los pupilos a su cargo, al mismo tiempo que imparte clases en la materia de su especialización. El primer ‘housemaster’ seglar fue nombrado en 1988 y en 2011 se retiró de esa función el último monje que la ejerció.

La lista de antiguos alumnos incluye a los Fitzalan-Howard, detentadores del ducado de Norfolk, que son la cabeza de los ‘recusantes’ católicos en la Inglaterra anglicana y ejercen como ‘condes-mariscales’, el cargo hereditario -octavo en la jerarquía del Estado- más importante después de la familia real. Se ocupan de la organización de las grandes ceremonias: coronaciones, funerales, inauguraciones del Parlamento... Y la lista incluye también a ministros, embajadores, grandes duques de Luxemburgo, príncipes imperiales de México, reyes de Lesoto, al actor Rupert Everet o al excéntrico Alexander Fermor-Hesketh, tercer barón de Hesketh, en su día empresario de la Fórmula 1. El guionista de ‘Downton Abbey’, Julian Fellowes, estudió en Ampleforth.

Los resultados académicos de la escuela son excelentes. Y el colegio quiere ampliar el número de estudiantes extranjeros. El ‘headmaster’ de la escuela primaria, Mark O’Donnell, cree que esa presencia de españoles, franceses o latinoamericanos les obligará a prestar más atención al fútbol.

Etiquetas:

sábado, noviembre 21

Una historia de libros



(Leído en un texto de Luis Algorri en la revista Tiempo del 29 de mayo de 2015)

Allen Lane era un chaval de Bristol, muy despierto, que entró a trabajar como aprendiz en una editorial. Le gustaba aquello de los libros. Y al cabo de unos años se le metió en la cabeza la idea de publicar los grandes clásicos de la literatura universal, las obras inmortales, en ediciones dignas… pero baratas. El precio no debería ser mayor que el de un paquete de cigarrillos de la época. Y aquellos libros no se venderían solo en las librerías: ¿para qué estaban las gasolineras, las estaciones de tren y las tiendas de comestibles? Esa idea, que mucha gente hoy consideraría absurda si no peligrosa, le llevó a crear un sello editorial de aspecto francamente divertido: se llamaba Penguin y su emblema era, como es lógico, un pingüino.

El mozo, que andando el tiempo sería sir Allen Lane, acababa de inventar los libros de bolsillo y de poner en marcha la que hoy es la principal empresa editorial del mundo anglosajón fuera de EE.UU.

Etiquetas:

viernes, noviembre 20

Masaje facial, tu AS en la manga



(Leído en un texto de C. Uranga en Mujer de Hoy el 8 de noviembre de 2014)

La forma en las que te aplicas la crema también importa. De hecho, en la lucha contra la flacidez facial, el masaje se convierte en el elemento diferenciador y en la clave de los tratamientos de efecto lifting de los centros de belleza. 

A mano 
Con tus dedos puedes conseguir más de lo que imaginas. Aquí tienes dos masajes básicos: 

-Para recuperar la línea del rostro: sitúa la base de las palmas de las manos bajo la barbilla y sube hacia arriba en un movimiento de resistencia. Ve separando las manos y haz lo mismo a lo largo de la mandíbula hasta las orejas. 

-Para subir las mejillas: coloca tres dedos en el centro del pómulo, debajo del hueso, y realiza un movimiento ascendente hasta las sienes. Repite cinco veces. 

Con ayuda 

Son herramientas pensadas para mejorar el resultado del masaje. Y para activar específicamente las zonas que más estimulación necesitan. Yves Saint Laurent ha añadido a su protocolo de tratamiento de Forever Youth Liberator el Masajeador Y·Shape (45€ en El Corte Inglés). Así se usa: 

1. Para remodelar el óvalo, hazlo rodar por la zona con movimientos de vaivén y aumenta la presión hacia el ángulo de la mandíbula. 

2. Coloca el aparato en sentido vertical bajo el mentón y baja hacia el cuello. Reduce la presión en los movimientos descendentes. 

3. Estimula la zona del escote con movimientos de vaivén cruzado sobre la base del cuello.

Etiquetas:

jueves, noviembre 19



(Un artículo de Marisol Guisasola en Mujer de Hoy del 15 de noviembre de 2014)

No pueden faltar en tu dieta. Contienen todos los nutrientes responsables de mejorar el
ánimo y, de paso, reducir el estrés. ¿Los tienes en tu despensa?

Dormir lo suficiente, hacer vida al aire libre, desconectar del trabajo, dedicarnos tiempo a nosotras mismas, aprender a relajarnos... conocemos de sobra las recetas para calmar el estrés. En cambio, no tenemos las ideas claras en cuanto a la alimentación que puede ayudarnos a aliviar ese estrés y recuperar el buen ánimo y la energía. La prueba: tomamos más harinas refinadas, azúcares y grasas nocivas, y menos alimentos frescos, cuando estamos con el ánimo bajo que cuando estamos en horas altas.

Lo malo es que, además de sumar kilos, ese tipo de dieta alimenta el riesgo de que caigamos en el temido bajón invernal. Una encuesta europea indica que las personas que más grasas trans consumen (a través de galletas, bollería y pastelería industrial, rebozados y fritos) tienen un riesgo de depresión casi un 50% mayor que el resto. La buena noticia es que podemos recuperar el equilibrio haciendo un análisis honesto de nuestra despensa y optando por alimentos ricos en nutrientes beneficiosos tanto para el cuerpo como para la mente. 

“Cuando se acerca diciembre, me entra el bajón –cuenta Pilar, una administrativa de 40 años–. Me empiezo a sentir agotada, sin ganas de hacer nada, y me lanzo sobre las galletas, las patatas fritas o los bombones. Sé que el mío no es un caso excepcional, porque muchas amigas me dicen que les sucede lo mismo”. Pilar está en lo cierto. Se calcula que un 5% de la población, sobre todo mujeres, sufren lo que se conoce como trastorno afectivo estacional, que se da sobre todo durante los meses con poco sol. Además de la recomendación de exponerse a la primera luz de la mañana para recuperar los ritmos circadianos y “poner en hora” los relojes internos que controlan la producción de las hormonas que influyen en el estado de ánimo, una elección inteligente de alimentos puede ayudar a recuperar la energía

La tendencia hacia esa “dieta de la energía” es potente y la industria de la alimentación lo sabe, como demuestran las nuevas gamas de mood foods (alimentos para el estado de ánimo), diseñados para una generación de consumidores cada vez más preocupados por el estrés y el equilibrio mente/cuerpo.
“Lo que comemos afecta a los niveles de neurotransmisores como la serotonina (la hormona de bienestar), la dopamina (la del placer y las emociones) y la noradrenalina (asociada al aprendizaje y la sociabilidad)”, explica el dr. Javier Salvador, director del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universidad de Navarra. Dicho de otro modo, una dieta con los nutrientes adecuados, junto con un estilo de vida que incluya sueño, actividad física y vida social, produce beneficios psíquicos reales. ¿Sabes qué comer para conseguir estos resultados? 

-Más información: Sociedad Española de Endocrinología (www.seen.es).
 
3 remedios de efecto rápido
-Agua: cuando te notes muy cansada o te cueste concentrarte, bebe un vaso de agua. Numerosos estudios sugieren que incluso una deshidratación leve ofusca la mente y ahoga la energía.
-Chocolate: un poco de chocolate rico en cacao ayuda a levantar el ánimo. ¿La explicación? Este alimento reduce los niveles de hormonas del estrés (como el cortisol) y protege nuestras neuronas.
-Caminar: incluso un paseo de 15 minutos tiene efectos energizantes. Si caminas a paso rápido, charlando animadamente con una amiga, los efectos son aún más positivos. 

10 alimentos para ganar energía
 
1. Huevos
Su proteína es de tal calidad, que se emplea como “proteína patrón” o de referencia. Aporta todos los aminoácidos esenciales, entre ellos la feninalanina, precursora de la dopamina y de la noradrenalina, y el triptófano, precursor de la serotonina. Las tres son neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo. Un huevo pasado por agua o en tortilla en el desayuno te aporta la feninalanina necesaria para ponerte en modo “actividad” y tener las ideas claras. 

2. Frutos secos
Son una combinación ideal de grasas saludables, fibra, proteína vegetal e hidratos de carbono. La fibra asegura un aporte gradual de glucosa. Por su parte, la proteína vegetal frena el metabolismo de los hidratos de carbono y ayuda a reparar daños musculares. Los azúcares de las frutas secas se combinan con las grasas, la fibra y la proteína para aportar energía sostenida. Para evitar aditivos y azúcares añadidos, prepara tu misma tu cóctel de frutos y frutas secas. Eso sí, ten en cuenta que son ricos en calorías. 

3. Café
Las mujeres que toman de dos a cinco tazas al día tienen una quinta parte de riesgo de depresión que las que no toman café. La explicación: la cafeína estimula la liberación de dopamina, el neurotransmisor asociado al optimismo. Hay personas con alta sensibilidad a la cafeína. Si el café te produce palpitaciones o agitación o te quita el sueño, opta por el descafeinado. 

4. Quinoa
Este grano (que no es un cereal) posee los ocho aminoácidos esenciales. Con sabor a nuez y buenas cantidades de folato, magnesio, fósforo y manganeso, contiene hidratos de carbono ricos en fibra, que aseguran unos niveles de energía sostenidos a lo largo del todo el día sin muchas calorías. Sustituir el arroz, el pan o las pastas blancas por platos con quinoa no solo ayuda a controlar los niveles de triglicéridos, sino que mejora la tensión arterial, la salud intestinal y, por supuesto, los niveles de energía. 

5. Guaraná
Aunque es rica en cafeína, la teofilina y teobromina que contiene contrarrestan su efecto estimulante, lo que explica que se recomiende en dietas energizantes. Si no encuentras guaraná en tu frutería, puedes tomarla en forma de suplementos. Combinados con vitaminas del grupo B, ayuda a mejorar el ánimo. 

6. Semillas de calabaza
Comer tan solo un puñado aporta energía en momentos de decaimiento. Estas semillas son una buena fuente de proteína, grasas saludables y fibra. Además, contienen minerales que ayudan a prevenir la ansiedad. Como las grasas de los frutos secos y las semillas se oxidan pronto, compra solo las cantidades que crees que vas a utilizar a corto plazo. 

7. Carnes magras
El aminoácido tirosina, presente en la proteína de las carnes, aumenta los niveles de dopamina y norepinefrina, dos neurotransmisores que mejoran los niveles de alerta y atención. Por su riqueza en hierro y vitamina B12, ayudan a prevenir el insomnio y la depresión. Añadiendo trocitos de pollo, pavo o cerdo magro a ensaladas, menestras, pasta, arroces… obtendrás platos completos que te mantendrán alerta. 

8. Pescados azules
Sardinas, boquerones, arenques, atún, bonito, salmón… nos aseguran proteína y ácido omega 3 de cadena larga, el más beneficioso para el cerebro Si, por la razón que sea, consumes poco pescado, opta por carnes magras o lácteos enriquecidos con omega 3 de pescado. Los frutos secos contienen otro tipo de omega 3, muy bueno para el corazón, pero no tanto para el cerebro. 

9. Verduras y legumbres
El folato que contienen las verduras de hoja verde y las legumbres ayuda a reducir los estados de ánimo negativos y la confusión mental. El ránking de folato lo ganan las espinacas. Si combinas legumbres con verduras y arroz, tendrás una proteína completa, grandes cantidades de fibra, hidratos de absorción lenta, vitaminas, minerales y otros antioxidantes. 

10. Lácteos
La leche contiene el aminoácido triptófano, precursor de la serotonina, que ayuda a conciliar el sueño. Dormir bien es la mejor forma de recuperar la energía y el buen ánimo. Si la leche no es lo tuyo, recurre al zumo de cerezas o al arroz jazmín de grano largo. Algunos estudios aseguran que las cerezas ayudan en el insomnio crónico y que consumir arroz jazmín cuatro horas antes de ir a la cama reduce a la mitad el tiempo en quedarse dormido.

Etiquetas:

Free counter and web stats