Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

miércoles, julio 25

Anécdotas de un físico

(No sé quién me lo envió, pero me parece muy curioso)

Todo un hombre, este Feynman...

Feynman tenía un viejo pique con los matemáticos desde sus tiempos de la universidad. Decía que “si pones un teormea matemático en palabras de la calle, queda algo ridículamente obvio”. Por ejemplo, tomemos el Teorema de Bolzano: Si f(x) es continua en un intervalo y cambia de signo en el interior del mismo, existe un punto c perteneciente al intervalo en el que f(x)=0. En palabras de la calle, esto queda “Si ahora es de día y luego es de noche, en algun momento ha anochecido”. O bien “Si ahora estás en la playa y luego estás buceando, en algún momento habrás cruzado la superficie del mar”. Era un cachondo, el Feynman. Un ex-alumno suyo le escribió cuando ganó el Nobel. Era decano de la facultad de matemáticas de una prestigiosa universidad y le escribía para felicitarle y darle las gracias por sus clases, que lo habían llevado hasta el cargo que ocupaba. Feynman respondió diciendo que “Veo que mis clases no sirvieron para nada, pues has acabado dirigiendo una facultad de matemáticas. Seguiremos intentándolo”.

Otra carta divertida es la que le mandó su editorial (Addison-Wesley) cuando ganó el Nobel. “Felicidades por el Nobel. Por fin en Suecia reconocen un buen libro de texto”. La respuesta de Feynman: “Muchísimas gracias. No tenía ni idea de la enorme influencia que teníais sobre el comité de los Nobel. Prometo no volver a subestimar el poder de una editorial. Gracias a todos los que habéis ideado y ejecutado esta fabulosa maniobra publicitaria”. Un crack, como les digo.
Una carta más, bastante reveladora. De Feynman a la comisión que otorga el premio Einstein, que le pedía su opinión sobre Hawking: “Creo sinceramente que el trabajo del Dr. Stephen Hawking le hace acreedor del premio Einstein”. (Se lo dieron).

Feynman murió de cáncer en 1988. Incluso al morir demostró genio y figura. Ingresado en el hospital, tuvo un fallo renal y entró en coma unos días, tras los cuales se despertó. Su mujer, su hermana y su cuñada estaban con él. Sus últimas palabras, antes de volver a sumirse en la negrura de la que ya no volvería, fueron:

"Odiaría tener que morirme dos veces. Es aburridísimo."

Etiquetas:

jueves, julio 19

Frases para pensar

"Vive como si fueras a morir mañana;
aprende como si fueras a vivir eternamente"
Gandhi

"Si vives cada dia como si fuera el último, algún día tendrás razón"
Anónimo

Etiquetas:

martes, julio 17

Extrañas armas para una guerra

Hay un dicho por ahí, que explica que "en el amor y en la guerra, cualquier agujero es trinchera". Esto es, todo vale.

Y esta historia es un ejemplo perfecto:

Durante la larga batalla de Stalingrado [II Guerra Mundial], los soviéticos intentaron acentuar el sentimiento de aflicción y abatimiento de los soldados alemanes para restarles capacidad de lucha. Para ello, se instalaron potentes altavoces que emitían tangos durante horas, utilizando un viejo gramófono.

Los expertos en propaganda consideraron que la melancólica música argentina serviría para que los alemanes recordasen una y otra vez el hogar y la familia que habían dejado en su ahora lejano pais y meditasen sobre el sentido que tenía su lucha en un medio tan hostil.

Los soviéticos no se equivocaron. Al principio, las tropas germanas recibieron este innovador ataque con muy buen humor y hubo quienes, como gesto de desafio, se atrevieron a bailar las canciones ante la atenta mirada de los rusos. Pero más tarde, una vez que pasaron los primeros momentos de perplejidad ante esa insólita táctica, la moral de los soldados alemanes acusó el efecto de esas notas musicales que adquirían un carácter cada vez más siniestro, resonando entre las desoladas ruinas de la ciudad.

Del libro de Jesús Hernández Las 100 mejores anécdotas de la Segunda Guerra Mundial. Vía Jardín de Flores Curiosas.

viernes, julio 13

Mentes pensantes

(Es del año pasado, pero podría aplicarse también a este, je, je)

Gran frase de las autoridades sobre la operación salida:

“Este año ha sido especialmente complicada al coincidir el final de junio
con el principio de julio”

Etiquetas:

jueves, julio 12

Bonito brindis para un final

Mejorando uno de los brindis más bonitos que conozco ("¡¡Por la buena vida!!"). he encontrado estos versos de Alejandro Roemmers:

Si este es el fin, brindemos por la vida,
por los dias de goces y de olvidos;
por ser amantes nunca arrepentidos
de amar hasta el final y sin medida.

Etiquetas:

viernes, julio 6

La mejor escuela, de agustín Goytisolo

(Lo leí hace muchos años, en la escuela, y hay versos que se me quedaron grabadas a fuego)

Desconfía de aquellos que te enseñan
listas de nombres, números y fechas
y que siempre repiten modelos de cultura
que son la triste herencia que aborreces.

No aprendas sólo cosas, piensa en ellas,
y construye a tu antojo situaciones e imágenes
que rompan la barrera que aseguran existe
entre la realidad y la utopía:
vive en un mundo cóncavo y vacío,
juzga cómo sería una selva quemada,
detén el oleaje de las rompientes,
tiñe de rojo el mar,
sigue unas paralelas hasta que te devuelvan
el punto de partida,
haz aullar a un desierto,
familiarízate con la locura.

Después sal a la calle y observa,
es la mejor escuela de tu vida.

Etiquetas:

miércoles, julio 4

Verdad anónima

(es anónima porque lo leí en postsecret, de un desconocido inspirado)

Algunas veces los sueños que se cumplen son los los que ni siquiera sabíamos que teníamos.

Etiquetas:

Free counter and web stats