Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

miércoles, mayo 28

¿A qué huele la luna?

No, no es un anuncio de compresas ni una pregunta retórica sin más. El otro dia lei una reseña en El Semanal donde contaban en pocas palabras que la luna, según los astronautas que la han pisado, huele a pólvora quemada.

Buscando, he encontrado en www.circuloastronomico.cl un artículo de la NASA de febrero de 2006 donde extiende esta noticia. Y no he podido por menos que ponerla aquí:

Aunque todos los astronautas que pisaron el suelo lunar lo conocieron, fueron los últimos en estar allá quienes se vieron más afectados por este elemento inesperado: el polvo lunar. Es que los tripulantes de las últimas misiones permanecieron más tiempo en la superficie lunar y realizaron más caminatas en ese extraño mundo.

Gene Cernan, comandante de la Apolo 17, el último hombre en pisar la Luna quedó cubierto con el y según contó posteriormente, tardó 2 meses de duchas en sacárselo de encima. El y Jack Schmitt, un geólogo que fue el único científico que tocó la Luna, permanecieron más de 3 días en el Valle Taurus-Littrow, en el sector suroriental del Mar de la Serenidad en la Luna.

En diciembre de 1972, los dos aventureros realizaron tres largas caminatas con la ayuda de un vehículo lunar, recorriendo 30 kilómetros y recolectando 110,5 kilos de rocas lunares en las 22 horas y 4 minutos que estuvieron fuera del Módulo Lunar. Tiempo suficiente como para quedar cubiertos por el oscuro polvo de la Luna.

La primera impresión de Cernan es que era "suave como la nieve, pero extrañamente abrasiva".
Imagen arriba: El traje espacial del geólogo Jack Schmitt quedó cubierto del fino polvo lunar, luego de tres días de trabajo en la Luna. Crédito: NASA.

Para el astronauta John Young de la Apolo 16, su sabor "no es nada de malo".
En lo que todos estuvieron de acuerdo, desde Neils Armstrong hasta Cernan, es que "huele a pólvora quemada".

Cada vez que los exploradores lunares regresaban a su refugio en el módulo lunar, la llevaban involuntariamente con ellos. Se les pegaba a las botas, piernas y guantes, y no importaba lo mucho que intentaran sacárselo de encima, cepillándose el traje antes de entrar en la cabina, algo (y a veces mucho) se colaba al interior. Una vez adentro, ya sin los cascos ni los guantes, podían sentir el olor y el sabor de la Luna.

Este elemento provocó el primer caso de alergia extraterrestre, cuando el geólogo Jack Schmitt informó por radio a Huston con su voz congestionada que: "Luego de sacarme el casco tras la primera salida, me atacó muy rápido una reacción al polvo. Sentí como se me mojaban las fosas nasales".

Algunas horas más tarde la reacción pasó. "Pero le volvió luego de la segunda y tercera salida, con menor intensidad. Creo que desarrollé algún tipo de inmunidad al polvo lunar". Aseguró posteriormente.

Es curioso que el único civil entre los astronautas que descendieron a la Luna haya sido también el único que informase de esta reacción. ¿No la tuvieron o no lo admitieron?. Riéndose Schmitt dice que "Los pilotos son reacios a informar de sus enfermedades, temen que los dejen en tierra". A diferencia de los demás astronautas de las misiones Apolo, era el único que no era piloto de pruebas. Era un científico y no podía callar lo que le pasaba.

Schmitt afirma que era muy sensible a "Los olores a combustible quemado de Houston y al humo del cigarrillo, me volvían loco" afirma. Los demás astronautas estaban acostumbrados, era su ambiente natural.

Charlie Duke, piloto de la Apolo 16 informó por radio desde la Luna: "Es un olor muy fuerte, tiene el sabor de la pólvora y también huele como la polvora". Durante la próxima misión, Apolo 17, Gene Cernan resaltó "huele como si alguien hubiera disparado una carabina aquí adentro".
El grupo de astronautas de Apolo, sabía de que se hablaba cuando se referían a la pólvora quemada, todos fueron pilotos militares, resalta Schmitt.

Sin embargo el polvo lunar y la pólvora no tienen nada en común. La pólvora sin humo moderna es una mezcla de nitrocelulosa (C6H8(NO2)2O5) y nitroglicerina (C3H5N3O9). Son moléculas inflamables orgánicas "que no se encuentran en el suelo lunar", afirma Gary Lofgren del Laboratorio de Muestras Lunares del Centro Espacial Johnson de la NASA. Si acerca un fósforo encendido a un poco de polvo lunar no se enciende ni explota.

El polvo lunar esta formado de una mitad de vidrio de dióxido de silicato creado por los impactos de micrometeoritos en la Luna. Estos impactos, que han estado ocurriendo desde hace miles de millones de años, funden el suelo en vidrio y al mismo tiempo lo fragmentan en pequeñísimos trozos. El polvo lunar es también rico en hierro, calcio y magnesio asociado en minerales como olivina y piroxina. No se parece en nada a la pólvora.

¿Y porqué ese olor? Nadie lo sabe.

Curiosamente, aquí en la Tierra el polvo lunar no tiene olor. En el laboratorio de Lofgren hay decenas de kilos de polvo lunar, y el lo ha tocado y olido sin encontrar ningún olor. iquest;Acaso los tripulantes de la Apolo lo imaginaron?

Difícil, era gente muy entrenada y todos dijeron lo mismo. Es posible que el polvo lunar reaccionara con la humedad y la atmósfera rica en oxígeno del módulo lunar, tomando contacto con dos elementos completamente inexistentes en los lugares donde bajaron.

Posteriormente el polvo traído tomó contacto con éstos elementos en la cabina del módulo de comando durante el transporte hacia la Tierra, con lo que el polvo perdió algunas de sus características y cualquier reacción química olfatoria desapareció hace mucho.

Esto no debiera haber ocurrido, ya que los exploradores lunares envasaron el polvo lunar en termos especiales llevados para este efecto, capaces de mantener las muestras en el vacío. Sin embargo los bordes filosos de los granos de polvo limaron y rompieron inesperadamente los sellos de los contenedores permitiendo que el oxígeno y la humedad penetrara durante los tres días que duró el viaje de regreso.

Mientras no se regrese a la Luna y se tomen nuevas muestras, nadie sabrá realmente cómo huele el polvo lunar.

En todo caso Será una dificultad que los próximos planificadores de la NASA, o de otras agencias espaciales que deseen regresar a la Luna deberán tomar en cuenta. Este polvo es tan fino que puede penetrar dentro de los trajes espaciales a través de sus junturas y una vez adentro penetrar en los poros y los pulmones de los exploradores lunares, provocando no solo malestares pasajeros, sino otros mayores como la silicosis o la intoxicación con metales pesados.

La NASA, que ha retomado su camino de exploración, tiene planes para enviar gente a la Luna el año 2018. Permanecerán por mayor tiempo que los astronautas de las misiones Apolo. Serán ellos quienes tendrán el encargo de resolver el misterio.

El enlace: http://www.circuloastronomico.cl/espacio/apollo3.html

Etiquetas:

martes, mayo 27

¿Visionario?¿O sencillamente lógico?

Esta es una frase de Flaubert con más miga de la que parece:

"Para ser crónicamente feliz, uno debe ser también absolutamente estúpido"

Etiquetas:

sábado, mayo 24

Deseo envenenado

(Leído en postsecret)

We wish you love, joy and hapiness but you are no longer part of our lives.

Solo superada por la frase de despedida que un amigo le dijo a una compañera de viaje al despedirse, una vez de vuelta:

"Ha sido un verdadero placer viajar contigo por última vez".

No se si añadió "en mi vida"; en cualquier caso el sentido era clarísimo.

viernes, mayo 23

Recuérdalo cuando te enfrentes con tus dragones

Los cuentos de hadas superan la realidad, no porque nos digan que los dragones existen,
sino porque nos dicen que pueden ser vencidos.

G.K.Chesterton

Etiquetas:

jueves, mayo 22

Un mago ingenioso

(Leido como parte de un artículo en la página web de la fundación Madri+d)

Aquel rey estaba harto de su Merlín particular, el adivino de pacotilla que habitaba un torreón del castillo y que durante tanto tiempo había guiado sus decisiones y obnubilado la claridad de su mente.

Ciertamente, en ocasiones le había dado la clave del camino a seguir (aunque ahora empezaba a sospechar que tan solo había ido dando forma a las ideas que el propio rey iba exponiendo), su bola de cristal había acertado el derrotero (por más que las indicaciones del rumbo fueran vagas), sus pócimas habían sido eficaces contra la enfermedad (salvo cuando los dioses habían decidido lo contrario), pero cada vez eran más sus desaguisados, sus pronósticos fallidos (hábilmente disimulados, eso sí, por la ambigüedad de sus vaticinios) y sus consejos desatinados (que él explicaba por maléficas influencias astrales).

Decidido pues a ponerle en la picota le mandó llamar a su presencia y le espetó con sorna:
- "A ver, astrólogo real, tú que dices poder adentrarte en las tinieblas del futuro, ¿eres capaz de adivinar el día de tu propia muerte?"-

El rostro del Merlín de turno se ensombreció como atacado por una pesadilla:

- "¡Ay Majestad!, claro que lo sé. Mi muerte no tendrá importancia pero precederá en apenas un día a la vuestra y eso será un cataclismo para el reino..."-

Claro está que, una vez más, salvó el pellejo y sumió al monarca en nuevas pesadumbres. Y no solo eso; "por si acaso" el rey mandó que fuera tratado con especial mimo por los sirvientes, no fuera a ser que algún descuido se lo llevara por delante.

Etiquetas:

lunes, mayo 19

El sentido de la vida

(Si no habeis leido la "Guia del autoestopista galáctico", mejor no sigais. Es un libro deliciosamente absurdo, por cierto. De los que, según yo, no hay que perderse.)

En la Guía del Autoestopista Galáctico, exploradores de una raza de seres pandimensionales e hiperinteligentes construyen Pensamiento Profundo, el segundo mejor ordenador de todos los tiempos, para calcular el sentido de la vida, el universo y todo lo demás. Después de siete millones y medio de años meditando la pregunta, Pensamiento Profundo revela la respuesta: «Cuarenta y dos.»

—¡Cuarenta y dos! —exclamó Loonquawl—. ¿Es eso todo lo que tienes que mostrar tras siete millones y medio de años de trabajo?
—Lo he comprobado muy minuciosamente —dijo el ordenador—, y ésa es casi definitivamente la respuesta. Creo que el problema, para ser sinceros, es que no habéis sabido nunca cuál es la pregunta.

domingo, mayo 18

El camino del éxito

(Siguiendo con los grandes filósofos griegos, una frase de Platón para pensar un poco)

No conozco ningún camino seguro que conduzca al éxito; sólo uno que conduce al fracaso seguro: querer contentar a todos.

Etiquetas:

miércoles, mayo 14

Cuento indio sobre la felicidad

(Este cuento lo he encontrado en el suplemento dominical de El Mundo)

Dios se sentía solo y decidió crear a los hombres. Sabía que si encontraban la llave de la felicidad volvería a estar solo porque se fundirían con él.

¿Dónde esconderla? ¿En el abismo de los océanos? ¿En una gruta del Himalaya? Antes o después, hallarían la llave.

Eureka. Ya está. Escondería la llave de la felicidad donde el hombre no la buscaría, dentro del hombre.

Etiquetas:

martes, mayo 13

Un poco de sabiduría griega

(Esta frase me la pasó Azu, y es una cita de Aristóteles extraido de la Etica a Nicómano)

Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.

Etiquetas:

lunes, mayo 12

Otro mito caido

(me lo contaron ayer unos amigos)

Todos hemos oido la cantidad de hierro que contienen las espinacas, pero parece ser que esto es otro de esos mitos debidos a un error que se ha extendido demasiado.

Parece ser que el origen de esta equivocación está en un error del científico E. Von Wolf (1870), que multiplicó por 10 la cantidad hierro al errar en la colocación de una coma. Actualmente se sabe que en general las otras plantas comestibles contienen niveles de hierro similares o incluso superiores a la espinaca (perejil, semillas de sésamo, acelgas, berza, col), y en general la mayoría de verduras de hoja verde oscura lo tienen.

Etiquetas:

sábado, mayo 10

Hoy que llueve...

...una nota cultural sobre el paraguas (de mano de Peluche)

El primer artefacto parecido a un paraguas data de hace 4.000 años, y existen evidencias de su uso en el arte antiguo de Egipto, Grecia y China.

Pero al principio se empleaban para protegerse del sol. Fueron los chinos los primeros en probarlo para no mojarse con la lluvia, ya que estaban hechos de papel encerado o lacado, impermeables al agua.

Se consideraba un objeto de uso exclusivamente femenino, hasta que el escritor Jonas Hanway generalizó su uso en Inglaterra. La primera tienda que los vendió era James Smith and Son y estaba situada en Londres.

Etiquetas:

viernes, mayo 9

"Servicio de asistencia técnica, ¿dígame?"

(Me lo enviaron hace poco por correo electrónico, y, aunque no se hasta que punto es real, si que es un clásico que no debe faltar)

Conversaciones reales registradas entre un Servicio de Asistencia Técnica y usuarias de equipos informáticos.

Caso 1
Técnico de Servicio: ¿Qué ordenador tiene?
Usuario: Uno blanco
Técnico de Servicio: (Silencio)

Caso 2
Usuario: ¡Hola! No puedo sacar el disquete de la disquetera.
Técnico de Servicio: ¿Ha intentado apretar el botón?
Usuario: Sí, claro, está como pegado...
Técnico de Servicio: Eso no suena bien, tomaré nota.
Usuario: No... Espera... No había metido el disquete... está todavía en la mesa..., gracias.

Caso 3
Técnico de Servicio: Haga clic sobre el ícono de 'Mi PC', a la izquierda de la pantalla.
Usuario: ¿Su izquierda o mi izquierda?

Caso 4
Técnico de Servicio: Buenos días, ¿en qué puedo ayudarle?
Usuario: Hola, no puedo imprimir.
Técnico de Servicio: Por favor dé clic en 'inicio' y...
Usuario: Escuche, no empiece con tecnicismos, no soy experto en ordenadores. ¡Coño!

Caso 5
Usuario: Hola, buenas tardes, no puedo imprimir, cada vez que lo intento dice 'No se encuentra impresora'. He cogido incluso la impresora, la he colocado en frente del monitor pero el ordenador todavía dice que no la puede encontrar.

Caso 6
Usuario: Tengo problemas para imprimir en rojo.
Técnico de Servicio: ¿Tiene una impresora a color?
Usuario: No, la mía es blanca.

Caso 7
Técnico de Servicio: ¿Qué ve en su monitor ahora mismo?
Usuaria: Un osito de peluche que mi novio me compró.

Caso 8
Técnico de Servicio: Ahora, pulse F8..
Usuario: No funciona.
Técnico de Servicio: ¿Qué hizo exactamente?
Usuario: Presionar la F 8 veces como me dijiste, pero no ocurre nada.

Caso 9
Usuario: Mi teclado no quiere funcionar.
Técnico de Servicio: ¿Está segura de que está conectado?
Usuario: No lo sé. No alcanzo la parte de atrás.
Técnico de Servicio: Coja el teclado y dé diez pasos hacia atrás.
Usuario: ok
Técnico de Servicio: ¿El teclado sigue con usted?
Usuario: Sí
Técnico de Servicio: Eso significa que el teclado no está conectado ¿Hay algún otro teclado? Usuario: Sí, hay otro aquí. Huy,.... ¡¡¡Este sí funciona!!!

Caso 10
Técnico de Servicio: Tu password es 'a' minúscula de andamio, V mayúscula de Víctor, el número 7...
Usuario: ¿7 en mayúscula o minúscula?

Caso 11
Usuaria: No puedo conectarme a Internet, aparece error de clave.
Técnico de Servicio: ¿Está segura de que está utilizando el password correcto?
Usuaria: Sí, estoy segura, ví a mi esposo escribirlo
Técnico de Servicio: ¿Me puede decir cuál era el password?
Usuaria: 5 asteriscos.

Caso 12
Usuario: Tengo un grave problema. Un amigo me puso un protector de pantalla, pero cada vez que muevo el ratón desaparece...

Caso 13
Usuaria: No logro encontrar el simbolito para abrir el Word.
Técnico de Servicio: Mire en el escritorio.¿qué tiene ahí?
Usuaria: Muchos papeles y mi bolso.

Etiquetas:

martes, mayo 6

Modales en la mesa

(De Peluche, ¿de donde sino?)

En el Medievo, por cada comensal se colocaba un cuenco de cerámica o de madera envejecida donde se servía la sopa, el potaje o cualquier otro plato a base de caldo.

Bajo el cuenco se colocaba un segundo plato llano que también podía ser de cerámica o de madera. En casos especiales, se utilizaban platos hechos con un pan llamado mense (origen de la palabra "mesa").

Junto a los platos anteriores sólo se ponía una cuchara, por lo que los comensales debían llevar consigo su cuchillo. No se usaban tenedores y sólo se servía una única jarra por pareja

Etiquetas:

lunes, mayo 5

Amor desordenado

Poesía de Carilda Oliver Labra, sacada de un artículo en un diario.

Me desordeno, amor, me desordeno
cuando voy en tu boca, demorada;
y casi sin por qué, casi por nada,
te toco con la punta de mi seno.

Te toco con la punta de mi seno
y con mi soledad desamparada;
y acaso sin estar enamorada
me desordeno, amor, me desordeno.

Y mi suerte de fruta respetada
arde en tu mano lúbrica y turbada
como una mala promesa de veneno;

y aunque quiero besarte arrodillada,
cuando voy en tu boca, demorada,
me desordeno, amor, me desordeno.

Etiquetas:

domingo, mayo 4

Negación paradójica

(De Peluche)

Tras ser derrocado Idi Amin, presidente ugandés excéntrico y seductor pero sobre todo despiadado y brutal, se encontraron en su frigorífico las cabezas de algunos de sus adversarios. Eso disparó los rumores de canibalismo.

Él lo negó diciendo: “He probado la carne humana y es muy salada para mi gusto”.

Etiquetas:

Free counter and web stats