Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

domingo, junio 30

A grandes males, remedios caseros



(Un artículo de Mariela Iniesta en Mujer de Hoy del 2 de febrero de 2011)

Cuando por la casa resuena un ¡ay! de dolor, echamos mano del botiquín o de la farmacia más cercana. Pero a veces, la mejor cura la tenemos en la cocina y no lo sabemos. Te contamos los 10 trucos más eficaces a los males más comunes.

1. Tengo un dolor de cabeza horrible

En la farmacia: Un mal día, demasiadas preocupaciones... Los dolores de cabeza son impredecibles pero nos dejan agotados. Lo ideal es recurrir al paracetamol o al ibuprofeno, analgésicos que ayudan a reducir la cefalea sin efectos secundarios notables.

Solución en casa: La patata será tu mejor amiga. En este caso, sólo tienes que pelarla, cortarla y ponerla en un paño con sal gorda, para después aplicarla durante la noche en la frente. Si es por el día, quédate a oscuras y coloca la piel en rodajas, sin sal, sobre las sienes. El almidón de la patata tiene efectos anti-inflamatorios, y la sal gorda reduce la presión en los vasos sanguíneos.

2. No puedo parar de toser

En la farmacia: El jarabe con dextrometorfano es el rey porque inhibe la tos y ayuda a eliminar el moco, pero antes de lanzarse a a comprarlo a la farmacia conviene pasar por la consulta del médica. A veces la tos oculta un problema mayor.

Solución en casa: El libro “La botica de la abuela” propone un remedio infalible: una manzana, 15 higos secos, 250 gramos de miel y un litro de agua. Pones todos estos ingredientes a hervir durante 10 minutos, lo dejas enfriar, cuelas el líquido y ya tienes un jarabe natural y casero. Te ayudará a ablandar las mucosidades y a suavizar la tos. Debes tomar dos cucharadas cuatro veces al día, previamente mezcladas con agua caliente.

3. Me quemé con aceite mientras cocinaba

En la farmacia: Una pomada con cloruto de benzetonio y vitamina A te ayudará en las quemaduras que no revisten gravedad, es cicatrizante, antiséptica y alivia el escozor.

Solución en casa: Miel. Así de simple, la aplicas directamente sobre la quemadura y notarás alivio enseguida. Además, recientes estudios han demostrado que cura las quemaduras en menos de cuatro días, por sus propiedades antimicrobianas y antisépticas.

4. El coche, ¡qué mareo!

En la farmacia: la típica pastilla antimareos, Biodramina es la más popular. Si se va a realizar algún tipo de actividad que requiera cierta atención después de ingerirla, mejor tómala con cafeína para evitar somnolencia.

Solución en casa: Abre el cajón de las especias y echa mano del jengibre. Dos de sus componentes, el gingerol y el shoagaol, actúan en la esfera digestiva y en particular, en la deglución. Disuelves 0,5 gr. en agua caliente y lo tomas una hora antes de salir, a modo de infusión. Para que el sabor no sea tan amargo, prueba a endulzarlo con limón y miel. Este remedio a base de jengibre ha sido especialmente recomendado por la OMS sobre todo contra las nauseas del embarazo, ya que resulta inocuo tanto para la madre como para el bebé.

 5. Ardor de estómago

En la farmacia: Consulta a tu farmacéutico para que te de cualquier anti-ácido clásico que neutralice la acidez de estómago.

Solución en casa: Masticar bien un puñado de avellanas crudas hasta que se haya convertido en una papilla y entonces tragarla. Las avellanadas tienen alto contenido en fibras que ayudan al tránsito intestinal y asientan el estómago. También puedes mascar un chicle durante 30 minutos. De esta forma, se estimula la producción de saliva, rica en enzimas digestivas, lo que hace que disminuya e incluso desaparezca el reflujo.

 6. ¡Vaya chichón me ha salido!

En la farmacia: Aplicar pomada de árnica en el lugar del golpe, o bien los gránulos homeopáticos del mismo nombre.

Solución en casa: El frío es la primera opción, poniendo hielo en un paño sobre la zona dolorida. Con este remedio conseguiremos que no suba la inflamación demasiado. Otra alternativa es picar perejil y mezclarlo con mantequilla. Untamos la pasta por la zona dolorida. Este “aceite de perejil” tiene un efecto vaso constrictor que impulsa la circulación de la sangre y evita que se quede estancada en un solo lugar, de forma que se evita la formación del poco estético moratón.

7. Mis párpados están hinchados

En la farmacia: Una crema anti-hemorroides deshincha los ojos más cansados. Un pequeño truco de maquillaje hará el resto.

Solución en casa: Prepara un té verde y mételo en el congelador en hieleras. Cuando esté listo, pasa los cubitos de té por los párpados. También puedes hacer té con varias bolsas y meterlas en el congelador. Al cabo de un rato las sacas y las pones. La acción conjunta del frío y el tanino del té ayuda a desinflar los párpados y facilita la evacuación del líquido linfático que se había acumulado.

8. Di un mal paso y me torcí el tobillo

En la farmacia: Poner hielo inmediatamente para paralizar el dolor. De esta manera se anestesia la zona aunque no se evita la inflamación.

Solución casera: El vinagre es tu mejor aliado. Puedes sumergir la zona dolorida en vinagre de sidra caliente, o hacer una masa añadiéndole harina. Y es que el vinagre tiene muchas virtudes terapéuticas, y varios de los minerales que lo componen, como el boro, magnesio, fósforo o sodio entre otros, ayudan a disminuir la inflamación localizada y por lo tanto el dolor. Coloca el apósito en el tobillo y no lo muevas durante una hora. Infalible.

9. ¡Otra noche sin dormir!

En la farmacia: en la farmacia encontarás toda clase de fármacos de los que necesitan receta médica y que te pueden ayudar a conciliar el sueño en casos puntuales de insomnio.

Solución casera: En este caso se trata de intentar que nuestro cuerpo esté lo más relajado posible para entrar con facilidad en el mundo de Morfeo. Y una infusión de cáscara de naranja es ideal, porque ayuda a disminuir los niveles de ansiedad y nerviosismo. Lo mejor es tomarla un poco antes de ir a la cama. También podemos hacer una tisana de amapolas, sumergiendo pétalos en agua hirviendo y tomando la infusión tres veces al día. Los pétalos contienen moléculas alcaloides calmantes similares a los efectos hipnóticos.

10. Un poco de frío y ya estoy afónica

En la farmacia: Las pastillas que contienen papaína, una enzima de la papaya, ayudan a combatir los dolores de garganta y la afonía.

Solución casera: Comer piña o bien beber su zumo, porque sus ingredientes revitalizan los tejidos de las cuerdas vocales. También puedes mezclar cebolla roja, limón y agua, dejarlo macerar durante la noche y a la mañana siguiente, tomar muy despacio el líquido que se ha formado. La acción antibiótica y anti inflamatoria es casi instantánea.

sábado, junio 29

Concierto para piano nº2, de Franz Liszt



(Un artículo de Alicia Gómez de Pablos en Mujer de Hoy del 9 de febrero de 2008)

Para virtuosos. Sólo los grandes intérpretes consiguen sacar a la luz todos los méritos de esta brillante composición. Construido en un único movimiento, este concierto está formado por diversos fragmentos de una gran intensidad expresiva.

Se compuso entre los años 1839 y 1847. Franz Liszt, que había nacido en Hungría en 1811, recorrió toda Europa haciendo giras. Desde Lisboa a Moscú y desde Dublín a Estambul, allí donde iba cosechaba grandes éxitos. En 1848 abandonó su carrera como virtuoso y se estableció en la ciudad alemana de Weimar. Fue entonces cuando compuso este concierto y, curiosamente, al año siguiente, en 1849, el que lleva el número 1. […]

Etiquetas:

viernes, junio 28

Japan and blood types: Does it determine personality?



(An article by Ruth Evans in BBC Magazine on 5th November 2012)

 Are you A, B, 0 or AB? It is a widespread belief in Japan that character is linked to blood type. What's behind this conventional wisdom? 

Blood is one thing that unites the entire human race, but most of us don't think about our blood group much, unless we need a transfusion. In Japan, however, blood type has big implications for life, work and love. 

Here, a person's blood type is popularly believed to determine temperament and personality. "What’s your blood type?" is often a key question in everything from matchmaking to job applications. According to popular belief in Japan, type As are sensitive perfectionists and good team players, but over-anxious. Type 0s are curious and generous but stubborn. ABs are arty but mysterious and unpredictable, and type Bs are cheerful but eccentric, individualistic and selfish.
About 40% of the Japanese population is type A and 30% are type 0, whilst only 20% are type B, with AB accounting for the remaining 10%. Four books describing the different blood groups characteristics became a huge publishing sensation, selling more than five million copies. Morning television shows, newspapers and magazines often publish blood type horoscopes and discuss relationship compatibility. Many dating agencies cater to blood types, and popular anime (animations), manga (comics) and video games often mention a character's blood type. A whole industry of customised products has also sprung up, with soft drinks, chewing gum, bath salts and even condoms catering for different blood groups on sale. 

Blood types, however, are simply determined by proteins in the blood. Although scientists regularly try to debunk these beliefs, they remain popular in Japan. One reason often given is that in a relatively uniform and homogenous society, it provides a simple framework to divide people up into easily recognisable groups.

"Being the same is considered a good thing here in Japanese society," says translator Chie Kobayashi. "But we enjoy finding little differences that distinguish people. On the other hand, it can also lead to bad things being said about the minority B and AB types." 

It was only in 1901 that the ABO blood group system was discovered by the Austrian scientist Karl Landsteiner. His Nobel prize-winning work made it possible to identify the different blood groups, paving the way for transfusions to be carried out safely. Theorists of eugenics later hijacked his research during the inter-war years, with the Nazis using his work to further their ideas of racial supremacy. It was also adopted by Japan's militarist government in the 1930s to train better soldiers, and during World War II, the Imperial Army is reported to have formed battle groups according to blood type. 

The study of blood types in Japan gained mass appeal with the publication of a book In the 1970s by Masahiko Nomi, who had no medical background. More recently, his son Toshitaka went on to promote it further through a series of popular books - he also runs the Institute of Blood Type Humanics. He says his aim is not to judge or stereotype people, but simply to make the best of someone's talents and improve human relationships. Between them, father and son have published dozens of books on the subject, not just the handful of bestsellers. 

These beliefs have been used in unusual ways. The women's softball team that won gold for Japan at the Beijing OIympics is reported to have used blood type theories to customise training for each player. Some kindergartens have even adopted methods of teaching along blood group lines, and even major companies reportedly make decisions about assignments based on employees' blood types. In 1990 the Asahi Daily newspaper reported that Mitsubishi Electronics had announced the creation of a team composed entirely of AB workers, thanks to "their ability to make plans”. 

These beliefs even affect politics. One former prime minister considered it important enough to reveal in his official profile that he's a type A, whilst his opposition rival was type B. Last year a minister, Ryu Matsumoto, was forced to resign after only a week in office, when a bad-tempered encounter with local officials was televised. In his resignation speech he blamed his failings on the fact that he was blood type B. 

Not everyone sees the blood type craze as simply harmless fun. It sometimes manifests itself as prejudice and discrimination, and it seems this is so common, the Japanese now have a term for it: bura- hara: meaning blood-type harassment. There are reports of discrimination against type B and AB groups leading to children being bullied, the ending of happy relationships, and loss of job opportunities. 

Despite repeated warnings, many employers continue to ask blood types at job interviews, says Terumitsu Maekawa, professor of comparative religion at Tokyo's Asia University and author of several books about blood groups. He's critical about sweeping popular beliefs about blood types. "We can point out some general tendencies as a group, but you can't say this person is good or bad because of their blood type." His own research, he says, is based more on empirical research rather than popular superstition. In his books he explores the theory that predominant blood types may determine religious beliefs and societal norms. 

In the Western world, 0 and A types make up almost 85% of people, but in India and Asia, B types predominate. Japan, he says, is unusual in AsIa in that it has more variety of blood types. "A type societies tend to be characterized by monotheism such as Christianity and Judaism, with one fundamental analysis of human beings and a strong sense of societal norms. But societies dominated by B types are more prone to polytheism - like Buddhism and Hinduism - with lots of gods, and they think people are an different.”

Professor Maekawa, himself type B, says in Japan his blood group is often criticised for being too individualistic and selfish. "It isn't very nice. But it doesn't annoy me or hurt me, because it has no scientific basis at all." 

In a smart state-of-the-art clinic busy with lots of people donating blood, director Akishko Akano says he's not aware that the negative image of certain blood types has an impact on their work, or dissuades minority B and AB types from coming forward. A bigger problem in Japan's rapidly ageing society, he says, is persuading enough young people to volunteer as blood donors. In the next room, I find Masako, lying on a bed strapped to a quietly purring machine as a nurse takes samples. This is the eighth time she's given blood. Her blood type is AB, which is rare as it accounts for only 10% of people in Japan. "People sometimes don' like me," she tells me. "They think I am weird and strange. Lots of people tell me they don`t undersland what I am thinking about." Although Masako laughs as she tells me this, it seems that in Japan, no amount of scientific debunking can kill the widely held notion that blood tells all.

jueves, junio 27

Expedición japonesa a occidente



(Leído en hoyesarte.com el 17 de junio de 2013, incluyendo algunos datos de http://labarberia.eu/historia-apellido-japon-coria/)

Este año 2013 se cumple el cuarto centenario de la Embajada Keicho, uno de los escasísimos contactos directos de los japoneses con Europa antes del siglo XIX. Por este motivo, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha organizado en el Archivo General de Indias de Sevilla la exposición 'De Japón a Roma, buscando el sol de la Cristiandad: la Embajada de Hasekura (1613-1620)

La expedición de Hasekura se inicia en 1613 en el llamado Periodo Keicho, etapa de la unificación (octubre de 1596-julio de 1615), de ahí su nombre. Fue patrocinada por el daimyo Date Masamune, señor del reino de Bojú y estaba dirigida por el franciscano Luis Sotelo y el samurai Hasekura Tsunenaga, quienes debían encaminarse a Madrid y a Roma con el fin de lograr del rey Felipe III y del papa Paulo V un obispado para el franciscano y la apertura del comercio independiente con Nueva España e incluso Sevilla para el reino del daimyo.

Con estas ilusiones partieron y tras un largo, difícil y penoso viaje  llegaron a Acapulco, donde arribó el galeón. Atravesaron por tierra México desde el Pacífico al Atlántico y embarcaron, en Veracruz, en otro galeón español rumbo a Sevilla. Llegaron a Sanlúcar de Barrameda en octubre de 1614. Desde Sanlúcar por el Guadalquivir viajaron  a Coria del Río, donde se instalaron durante un tiempo, mientras preparaban las vestiduras para hacer su entrada y presentación en Sevilla. De este pueblo, por aquel entonces aduana y antepuerto de Sevilla, partieron en lujosa comitiva hacia la capital andaluza. Carruajes y caballos hicieron su entrada en Sevilla por el puente de barcas de Triana, dirigiéndose hacia el Alcázar, donde fueron aposentados y tratados como gentes nobles que eran.

De Sevilla partieron hacia Madrid pasando por Córdoba y Toledo. El cortejo despertó gran expectación. Era un magnífico desfile de señores guerreros con majestuosas vestiduras y grandes catanas al cinto. Tuvieron una larga estancia en la corte en espera de ser recibidos por el rey. De Madrid continuaron por Zaragoza y Barcelona hasta Civitavecchia (Italia). En Roma fueron recibidos por el Papa Paulo V.

Sin embargo, el nuevo rumbo de la política del shogún Tokugawa Ieyasu, orientado hacia el aislamiento internacional y la prohibición del cristianismo, supuso que, antes del regreso a Japón, el éxito de la expedición fuera imposible. Aunque no logró sus objetivos, esta larga peripecia diplomática, que duró siete años (1613-1620) y dejó su huella en la población sevillana de Coria del Río, significó uno de los escasísimos contactos directos de los japoneses con Europa antes del siglo XIX.

Concluída la embajada regresaron a Sevilla, donde quedaron instalados en el Monasterio de Loreto, en el aljarafe sevillano, a la espera de embarcar con destino a Japón. De los más de 150 japoneses que iniciaron la expedición sólo llegaron a España unos 20. Seis de ellos no regresarían a su país. Se quedaron a vivir en Coria del río. Bautizados y casados con mujeres corianas formaron sus familias. Tomaron de su nación el apellido “Japón” que se conserva después de casi cuatrocientos años. Actualmente hay en Coria del Río unas 700 personas con el apellido Japón.

Mª Antonia Colomar y Pilar Lázaro de la Escosura son las comisarias de esta muestra que, en sus diferentes espacios, refleja las relaciones hispano-japonesas a principios del siglo XVII, la apertura de la ruta comercial nipona a Nueva España, el comienzo de la Embajada Keicho y su recorrido por diversas ciudades españolas camino de Roma.

En las visitas y embajadas que se intercambiaron ambos países durante ese periodo histórico, España perseguía un objetivo de tipo misional, por el que competían las distintas órdenes religiosas, y otro comercial, con el que intentaba neutralizar la influencia portuguesa y holandesa. Por su parte, Japón pretendía la apertura del comercio con Nueva España y Europa.

Una armadura de samurai, que se utilizó hasta el siglo XIX, distintas armas blancas, como la katana y el tanto, y un conjunto de cajas para transportar comida, denominado Jubero, se exhiben en los expositores. También ocupan un espacio relevante correspondencia de gran valor histórico, como la carta que envió Hasekura al rey Felipe III y la del Universal Señor del Japón remitida al duque de Lerma, y otros relevantes documentos legales.

Hasekura volvió a Japón, en agosto de 1620, cuando comenzaba allí la persecución contra los cristianos. Por su parte, el franciscano, a causa de la misma, no volvió hasta 1622, y lo hizo en una nave china disfrazado de comerciante. Fue apresado y más tarde quemado vivo en Omura, cerca de Nagasaki, el 25 de agosto de 1624.

Free counter and web stats