Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

viernes, marzo 23

La campana de los perdidos

(Leído en el periódico Aragón Universitario de enero de 2012)

En los primeros años del siglo XVI, muchos trabajadores de Zaragoza buscaban sus recursos fuera de los muros de la ciudad. Una de las zonas más transitadas era la orilla del río Huerva cercana a la iglesia de San Miguel de los Navarros, ubicada en la plaza de San Miguel. Entonces, el terreno estaba poblado de maleza y vegetación de altura capaz de esconder a una persona.

En el invierno de 1529 murieron muchas personas por perderse entre los frondosos matorrales, así que se resolvió que una de las campanas de la torre de la iglesia se tocara cada media hora desde el crepúsculo hasta medianoche. Además, se instaló una luz en el punto más elevado y seguro de la torre. Se le llamo "La campana de los perdidos", ya que conseguía devolver sanos y salvos a los extraviados.

Dos siglos más tarde, tras despejar de maleza y árboles la zona, se suprimió la luz, pero la campana de los perdidos siguió tocando; desde las nueve de la noche en otoño e invierno, y a partir de las diez el resto del año. En aquellos años, sólo durante los sitios de Zaragoza dejó de repicar la campana.

Aunque se mantuvo esta tradición hasta bien entrado el siglo XX, durante algunas décadas se volvió a interrumpir.

Etiquetas:

Free counter and web stats