Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

domingo, julio 29

La India: castas en el siglo XXI

(La columna de Pablo Rodríguez Suanzes en El Mundo del 13 de mayo de 2012)

En pleno siglo XXI, sigue vigente uno de los anacronismos más increíbles e inexplcables de la historia moderna: el sistema de castas. Una estricta forma de estratificación social, vinculada al hinduísmo, que ha pervivido durante más de diez años en La India. ¿Cómo puede resistir algo así? Oficialmente no se trata de un sistema impuesto por el Estado. O no únicamente (http://ngm.nationalgeographic.com/ngm/0306/feature1/). Shikha Dalmia ofrece en Reason una explicación diferente y provocadora en un artículo titulado La trágica verdad sobre el sistema de castas indio. En él, y contando la historia de Maya, la paria que ha trabajado para su familia durante décadas, argumenta que si el modelo aguanta es en parte gracias a que a los dalits, los intocables, pese a la discriminación y los malos tratos, les interesa. Porque, además de realizando los trabajos que nadie quiere, como sacar la basura (y de los que tienen un control gremial), no tienen (http://reason.com/archives/2012/01/24/the-tragic-truth-about-indias-caste-syst).

La India es un país de enormes contrastes económicos. Es la democracia más grande del mundo, con mil millones de habitantes. Pero hacer negocios es mucho más difícil que en China. Shashi Tharoor, ex-secretario de Estado de Asuntos Exteriores, dice que es un lugar "capaz de vivir en distintos siglos al mismo tiempo". Una de las maravillas modernas, dice Tharoor, es el móvil, que ha abierto oportunidades de negocio a los más desfavorecidos. En 1975 La India tenía 600 millones de habitantes y 2,5 millones de teléfonos fijos. En 2010, tenía 857 millones de tarjetas SIM en circulación y más de 600 millones de clientes, sólo superada por China. Es también un país que carece de servicios básicos pero en el que florece Gurgaon, la ciudad privatizada de los 26 centros comerciales, siete campos de golf y tiendas de lujo pero en el que las cañerías no funcionan y no hay un suministro decente de agua (http://www.nytimes.com/2011/06/09/world/asia/09gurgaon.html?_r=1&pagewanted=all).

La situación general (la moda o la mediana más que la media) es mala. La mitad de los niños menores de cinco años sufre algún tipo de desnutrición y la economía se empieza a enfriar (http://marginalrevolution.com/marginalrevolution/2012/05/worry-about-india.html). La banca está igualmente en una situación delicada (http://www.economist.com/node/21553039). Otro de los grandes problemas es la educación. Por sorprendente que pueda sonar, un número importante de niños pobres acude a escuelas privadas, pagando el equivalente a un dólar y medio al mes para formarse decentemente (http://www.nytimes.com/2011/12/31/world/asia/for-indias-poor-private-schools-help-fill-a-growing-demand.html?pagewanted=allhttp://esoltas.blogspot.it/2012/04/could-india-implode.html).

Free counter and web stats