Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

martes, agosto 28

Ostional: villa tortuga IV

La mayoria de los voluntarios son jóvenes, como la bióloga Christíne Figgener, que dirige un proyecto de conservación de las tortugas baulas (las más grandes que existen) y negras. "Yo indico a los voluntarios las actividades que podemos hacer en la playa. La mayoría vienen de organizaciones como la lnternational Student Volunteers o encuentran información sobre nuestros proyectos de cooperación en Internet", cuenta. A veces se producen sorpresas en la edad de los cooperantes, como ocurrió con la llegada este trimestre de Tharon y Holly Bell, de 60 y 56 años, procedentes de Brigham City (Utah, EE UU). De vuelta al refugio, tras recoger troncos en la playa y abrir el camino a las tortugas lora, ella explica: "A los 12 años vi un reportaje en televisión sobre las tortugas y me dije que algún día tendria que hacer algo por ellas. Ahora ya jubilados, decidimos inscribirnos en Tropical Adventure y aquí estamos". Su marido asiente a su lado
con una amplia sonrisa.

A diferencia de Tortuguero, parque nacional del Caribe costárricense donde también desovan miles de tortugas, a Ostional llegan pocos turistas. La mayoría son ticos, como se autodenominan los residentes en Costa Rica. La profesora de pintura Sara Morales acude sola a esta playa "para hacer fotos de las tortugas y trabajar con ellas con los alumnos". La joven se hospeda en el Ostional Turtel Lodge, un alojamiento de cabinas (pequeños bungalós) en la entrada del pueblo. "La gente viene para ver el desove en un entorno tranquilo y ñatural", cuenta Luis Soto, su propietario.

La ADIO dispone también de un grupo de guías para atender a los visitantes. Les damos pautas de lo que no se puede hacer en la playa y les enseñamos a observar las tortugas. Por ejemplo, no pueden utilizar luz blanca, pero sí roja, para no desorientarlas. Les contamos cómo se realiza el desove y cómo protegemos a las tortuguitas cuando nacen", dice la guía Yemilet Rojas. Ya es de noche (el mejor momento para presenciar la arribada) y tanto ella como sus compañeras, GabrielaVera y María Elena Avilés, esperan a los turistas sentadas en el porche de la caseta.

A pocos metros, varias tortugas de más de un metro de longitud caminan lentamente por la calle principal del municipio tras haber cruzado la franja de arena de la playa y la primera línea de viviendas. Vecinos y voluntarios acuden.arecogerlas y, tras levantarlas con esfuerzo, las dejan de nuévo en la arena. En las  llegadas más multitudinarias, algunas se quedan sin sitio para desovar en la playa y cruzan el casco urbano en busca de una playa inexistente. Es entonces cuando Ostional es más Villa Tortuga que nunca.

Etiquetas:

Free counter and web stats