Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

martes, marzo 18

Diez pequeñas ayuditas para que te venza el sueño



(Un texto de S. Angel en la revista Mujer de Hoy del 19 de diciembre de 2009)

A la hora de dormir, ni frío ni calor
Para conciliar el sueño, tu dormitorio no debería superar nunca los 19 o 20°C de temperatura. No hace falta que te cubras con tres mantas. Aunque no sea muy ecológico, es mejor emplear la calefacción.

Los carbohidratos lentos, por la noche
Reserva los hidratos de carbono de absorción lenta (pasta, patatas o arroz, mejor integrales) para cenar y como guarnición de un plato de pescado o huevos (no fritos). Estimulan la secreción de insulina, una hormona que aumenta la disposición para formar serotonina, que induce al sueño.

Unas gotas de aceite esencial
Para dormir a pierna suelta puedes echar mano de las fragancias de la naturaleza: una gota de aceite esencial de mandarina te ayudará a desconectar y otra de lavanda te relajará. Aplícalas con un suave masaje en el plexo solar o en las muñecas.

El poder de la hierba de San Juan
Estimula la creatividad en el cerebro durante la fase REM de nuestro sueño. En tintura necesitas de 5 a 10 gotas; en hidrolato (agua destilada), una cucharita de café en un vaso de agua. Para notar sus beneficiosos efectos, úsala durante al menos 15 días seguidos. La encuentras en herbolarios.

Tintura madre
Otras plantas que te ayudarán a dormir son la amapola de California y la raíz de angélica. Cómpralas en tintura y tómalas disolviendo 10 gotas en un vaso de agua durante al menos 15 días.

Olvida el chocolate, di sí a los lácteos
Como el café o el té, el chocolate es excitante, así que olvida esa onza que tornas antes de irte a la cama. Como alternativa, leche, yogures, queso... Contienen triptófano, un aminoácido necesario para la formación de melatonina y serotonina, que participan en el ciclo del sueño.

El ritual de la hora de acostarse
Crema de manos, un vaso de agua fresca en la mesilla... Estas pequeñas "manías" pueden ayudar a tu cuerpo y tu mente a que entiendan que ha llegado la hora de descansar.

Frutas y verduras cocidas
 Crudas son menos digestivas, por lo que es mejor no comerlas de esta forma por la noche. También hay que evitar Los condimentos fuertes y el exceso de vitamina C.

Una infusión
La tila es un clásico que funciona por sus propiedades calmantes. Echa dos cucharadas por taza, y déjala que infusione durante cinco minutos antes de beberla. La verbena de ayudará a hacer la digestión mientras duermes. Utiliza siete gramos por cada litro de agua, lleva a ebullición y deja reposar 10 minutos antes de consumirla.

Saca partido al contraste sueño-vigilia
En primer lugar, utiliza la cama para dormir y solamente para dormir. Nada de Llevarte trabajo ni lectura. Así conseguirás coger el sueño a la primera y reforzar su calidad.

Free counter and web stats