Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

viernes, junio 24

Migraña: diez remedios naturales

(Un texto de Marisol Guisasola en la revista Mujer de Hoy del 20 de junio de 2015)

Una de cada seis mujeres padece este doloroso trastorno neurológico. Un problema incapacitante para el que puedes encontrar alivio en las terapias naturales.

erena Williams y Elle McPherson son muy distintas, pero tienen algo en común: ambas sufren migraña, una de las 20 enfermedades más dolorosas que existen según la OMS y que en España afecta a unos cuatro millones de personas, un 75 por ciento de ellas mujeres. Más de un millón y medio de estos pacientes padecen hasta 15 crisis de migrañas en un mes, según datos de la Asociación Española de Pacientes con Cefalea (Aepac).

Sonia Cruz, de 28 años, lo sabe por experiencia. Cuando, a los 16 años, empezó a tener migrañas, se encerraba en su cuarto, a oscuras y en silencio, y no permitía que nadie se acercara. Hoy Sonia sabe que se trata de un trastorno neurológico y sensorial que puede durar entre cuatro y 72 horas. Tras años de recurrir primero a los antiinflamatorios y luego a los triptanes (medicamentos para la migraña que actúan estrechando los vasos sanguíneos del cerebro), Sonia ha encontrado alivio en la acupuntura. "El neurólogo me dijo que dejara los triptanes porque en mi familia ha habido varios casos de ataques cardiacos y estos fármacos pueden estrechar también los vasos que van al corazón, lo que incrementa ese riesgo".

El estrés, la menstruación, la falta de sueño, los cambios de tiempo, el frío, los esfuerzos físicos, las luces o sonidos intensos, el ayuno o haber comido demasiado, ciertos alimentos, una discusión, un viaje, falta de tiempo, el humo o un perfume intenso... pueden ser la chispa que desencadena el proceso. En la búsqueda de alivio, como Sonia, muchos migrañosos recurren hoy a los remedios naturales. Estos son algunos de los que pueden ayudarte.

1. Piensa en el magnesio. Los migrañosos suelen tener bajos niveles de magnesio, mineral que interviene en unas 300 reacciones químicas del organismo, incluidas algunas que tienen que ver con la ansiedad y la relajación de los vasos sanguíneos. De hecho, dos investigaciones han comprobado que tomar suplementos de este mineral ayuda a prevenir las migrañas. Los expertos recomiendan 400 mg diarios de quelato de magnesio, óxido de magnesio o bien magnesio de liberación lenta.

2. Consigue vitamina B2. Según un estudio, el 59 % de los migrañosos que tomaron un suplemento diario de esta vitamina durante tres meses vieron reducidos sus ataques a la mitad. En cambio, los que recibieron un placebo (una pastilla con aspecto similar a la de la vitamina), solo tuvieron un 15 % menos de ataques.

3. Recurre a la acupuntura. Los pacientes que simultanean acupuntura y fármacos sufrían menos migrañas, de acuerdo con una revisión de 22 estudios. Aún más: los que solo recurrían a la acupuntura sentían más alivio que los que solo utilizaban los fármacos. Hemos comprobado que la acupuntura es más que un efecto placebo, reconocen los investigadores. La top model Elle Macpherson, a la que los focos provocaban migrañas durante las sesiones de fotos, lo tiene claro: Desde que voy a sesiones de acupuntura, estoy muchísimo mejor.

4. Deja espacio al sexo. Puede que una relación sexual no sea lo que más te apetece cuando sufres un ataque de migraña pero, si te decides, puede aliviar el dolor, según una investigación de la Universidad de Munster (Alemania). Más de la mitad de los pacientes del estudio y mantuvieron relaciones sexuales durante un ataque de migraña notaron una clara mejoría e, incluso, en uno de cada cinco, el dolor desapareció. La explicación: el sexo estimula la liberación de endorfinas, analgésicos naturales que reducen el dolor.

5. Toma matricaria. Los especialistas en naturopatía recomiendan esta planta parecida a la manzanilla para el tratamiento de las migrañas, e investigaciones recientes también han comprobado su eficacia. En un estudio con pacientes migrañosos se verificó que los que tomaron infusiones diarias de esta planta tuvieron menos ataques y menos dolor que los que no las tomaron. Otra investigación ha comprobado que esta planta tiene propiedades parecidas a los fármacos que contienen ácido acetilsalicílico.

6. Usa aceites esenciales. Empapa un algodón con aceite esencial de romero o tomillo y frótate suavemente las sienes y la frente con él. Luego siéntate en un lugar tranquilo, realiza unas inspiraciones profundas y, en penumbra, deja que este remedio actúe. Un estudio reciente ha comprobado que los aceites esenciales de estas plantas contienen carvacrol, una sustancia que actúa en el organismo como los inhibidores COX 2, los fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) que empleamos contra el dolor.

7. Prueba con el biofeedback. Esta terapia ayuda a reconocer reacciones fisiológicas relacionadas con un ataque de migraña, como la tensión muscular, la temperatura corporal y las ondas cerebrales, entre otras. Los datos se obtienen mediante electrodos que se adhieren a la piel del paciente. Este los va visualizando en una pantalla y esa información puede enseñarle a controlar los ataques. Varios estudios indican que el biofeedback reduce la frecuencia y la duración de las migrañas, hasta el punto de que comparan sus efectos con algunos fármacos.

8. Toma infusiones de jengibre. Este rizoma inhibe la síntesis de las prostaglandinas, las sustancias responsables del dolor. Puedes pelar y cortar en rodajas un trozo de raíz de unos 10 g, y prepararte una infusión introduciendo los trozos en unos 250 cl de agua a punto de hervir. Es importante que, antes de tomarla, la dejes reposar durante unos 10 o 15 minutos.

9. Date un baño de pies. Según los naturópatas, el agua caliente hace que la sangre vaya a los pies, reduciendo la presión en los vasos de la cabeza y aliviando el dolor. Si añades al agua unas gotas de aceite esencial de lavanda, o de menta piperita, notarás aún más el alivio.

10. Masajéate la base del cráneo. Ya los antiguos romanos se masajeaban esta zona para aliviar el dolor de cabeza y sentirse mejor. Recientemente, se ha recuperado este método porque gracias a que un equipo de investigadores brasileños se ha demostrado que masajear el nervio occipital mayor reduce con mucha eficacia el dolor de las migrañas.

Lista de culpables
Según un estudio reciente del Centro de Cefaleas de Atlanta (EE.UU.), los principales desencadenantes de los ataques de migraña son: El estrés (80%) Los cambios hormonales (65%) Los olores (44%) Las luces (38%) Los humos (36%) El calor (30%) Los alimentos (27%).

Por qué, quién, cuándo y cómo
Hasta el 90% de los pacientes migrañosos tienen un historial familiar de la enfermedad. Aunque el problema puede comenzar a cualquier edad, la gran mayoría de las migrañas se inician en la adolescencia y es raro que comiencen después de los 40 años. En las mujeres, las crisis se producen a menudo antes de la menstruación. Es habitual que remitan en la menopausia y, en general, a partir de los 50/55 años.

Hoy se cree que las personas que padecen migraña tienen un cerebro especialmente excitable. Las neuronas hiperactivas envían impulsos a los vasos sanguíneos haciendo que estos se estrechen y que después se dilaten. Esos cambios liberan las sustancias que generan dolor.

Algunos migrañosos notan “un aura” o síntomas que indican que se avecina un ataque. El aura puede incluir desde problemas en la vista (visión borrosa, puntos ciegos, visión de líneas…), bostezos y náuseas, así como dificultad para concentrarse o para encontrar las palabras adecuadas. Estos síntomas suelen presentarse minutos antes del ataque, aunque también puede ocurrir hasta 24 horas antes.

El dolor que provoca la migraña puede sentirse más en un lado de la cabeza, alrededor del ojo o en la parte posterior de la cabeza.

Etiquetas:

Free counter and web stats