Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

lunes, marzo 29

¿Por qué se llama América el continente?

(Un artículo de Claudio Coelho en el XLSemanal del 24 de enero)

"He leído en estos días el ensayo Américo, escrito en 1942 por Stefan Zweig, escritor austriaco de origen judío que se refugió en Brasil durante la Segunda Guerra Mundial.

En este pequeño libro, Zweig parte de una pregunta muy sencilla que aprendemos a responder en el colegio: ¿por qué se llama `América´ el continente en el que nací?.

Nuestros profesores nos enseñaron que todo se debe a una carta de Américo Vespucio. Pero la cosa se complica cuando se intenta entender la importancia de Vespucio en esta historia: una carta, por muy bien elaborada que esté, no justifica semejante honra. Lo lógico habría sido que el continente se llamase `Colombia´, ya que todos sabemos que quien lo descubrió (o mejor, redescubrió, pues los vikingos y los fenicios ya habían pasado antes por aquí) fue el genovés Cristóbal Colón, financiado por los soberanos españoles.

Al intentar entender por qué las cosas se dieron de esta manera, Zweig va descubriendo una enorme maraña de malentendidos que hicieron posible la inmortalidad de Américo Vespucio.

¿Qué fue lo que sucedió exactamente? Vespucio realizó tres viajes al nuevo continente entre 1499 y 1502, y a partir de cada uno de ellos elaboró un escrito para relatar sus experiencias. No obstante, una de estas cartas, titulada Nuevo Mundo, fue uno de los mayores best seller de su época.

La recién nacida imprenta de tipos móviles se encargó de divulgar las novedades por toda Europa (libre de derechos de autor, dígase de paso). Y ciertos geógrafos de la pequeña ciudad de Saint-Dié, en Francia, fueron los primeros que dibujaron las costas de este nuevo mundo dándole el nombre de `América´, usando el nombre del autor de la carta como posible descubridor del nuevo continente.

En una Europa feudal, que había salido derrotada de las Cruzadas, la promesa de un Nuevo Mundo tuvo el efecto de una bomba: un milagro, una oportunidad que se daba a la gente de poder volver a soñar, dirigiendo la mirada al Sol poniente, sabiendo que el mundo aún reservaba un tesoro, al otro lado de las aguas, para aquellos que tuviesen el valor de superar sus propios límites.

La inmortalidad de Américo Vespucio, por tratarse de una de las mayores consagraciones que han honrado a un hombre a lo largo de la historia de la humanidad, tuvo también su lado oscuro. Como era de esperar, una vez bautizado el nuevo continente, comenzó a propagarse que Vespucio había `robado´ la gloria que le correspondía a Colón. Se decía incluso que no era más que un charlatán que había difundido conscientemente una mentira. Se daba inicio, de esta manera, a una especie de duelo académico entre Colón y Vespucio que se prolongaría dos siglos. Vespucio pasaba de `descubridor´ a `villano´, hasta que alrededor de 1700 se descubrió la correspondencia entre ambos viajeros, que demuestra que los dos se encontraban completamente al margen de la polémica que otros generaron."

Free counter and web stats