Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

miércoles, enero 5

Gallina blanca: un ejemplo de innovación

(Leído en el suplemento económico del Heraldo de Aragón del 14 de noviembre)

Innovar no es sólo sacar al mercado productos nuevos. Se puede innovar con un mismo alimento, eso sí, adaptando su uso a los nuevos tiempos. Buen ejemplo de ello, explica el Director Comercial del Instituto San Telmo, Pedro Ollero, es Gallina Blanca.

Esta marca está ligada a la innovación desde sus comienzos, allá por 1937, cuando desde su sede en el Paseo de Gracia de Barcelona elaboraban un producto novedoso y revolucionario en el sector: unos cubitos de caldo concentrado hechos con carne y un extracto variado de legumbres y hortalizas. Fue con este producto -sus famosas pastillas Avecrem- con las que Gallina Blanca consiguió ser líder del mercado durante cincuenta años. Pero fabricar pastillas para enriquecer los guisos no parecía ser demasiado complicado y la aparición de nuevas marcas, algunas de distribuidor, que ofrecían similar producto a precio más bajo puso en peligro su liderazgo.

Cuenta Ollero que los responsables de Gallina Blanca se plantearon primero contrarrestar esta caída lanzando al mercado un nuevo producto, pero terminaron por convencerse de que también podían innovar sin cambiar el producto que les había abierto de par en par los mercados. Y utilizaron la mercadotecnia para explicar a los consumidores que sus pastillas de Avecrem no sólo servían para los guisos; también para las pastas. Ahí nació el ya famoso lema de "¿Cueces o enriqueces?".

Gallina Blanca ponía así su dardo en la diana de un nuevo consumidor: esos jóvenes más atraídos por la cocina italiana que por los cocidos de la abuela. Y, como recuerda Ollero, esta empresa catalana estudió a fondo las costumbres y los hábitos de compra de este nuevo segmento de consumo y potencial cliente. Los creadores de las pastillas de caldo concentrado se dieron cuenta de que los jóvenes no están nada preocupados por los guisos, los cocidos y los platos de cuchara. Prefiere la comida a la plancha.

Y ahí colocó esta empresa su innovación. Dió un nuevo uso a su producto y creó 'Esencias', unos cubitos que combinan hierbas aromáticas y aceite de oliva que se funden en la sartén para dar sabor a las planchas y salteados. En esta innovación, Gallina Blanca introdujo también otra novedad. La empresa recordaba que este producto no sólo sirve para acompañar y mejorar el sabor de los platos; también ayuda a mantener una dieta equilibrada, preocupación vada vez más presente en la población, sobre todo en la más joven.

Después vendrían los caldos y los platos preparados listos para calentar y tomar. "Es una empresa que está en innovación continua", recuerda el representante del prestigioso instituto andaluz, que insiste que en la dilatada experiencia de está empresa también figuran "algunos fracasos".

Ollero destaca que existen otras formas de hacer innovación: en la información, en la forma de comunicar la marca y las cualidades del producto, en la forma de venta o incluso en la forma de llegar al consumidor. Como ejemplo de este caso, Ollero cita a "Tortas Inés Rosales", una empresa que elabora tortas de aceite desde hace un siglo y cuya innovación ha sido entrar en Starbucks y convertirse en su proveedor".

Etiquetas:

Free counter and web stats