Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

jueves, abril 21

Retención de líquidos

(Leído en el suplemento Eureka del Mundo del 9 de enero de este año...)

El agua es esencial en nuestro organismo y supone casi dos tercios de nuestro peso. Se distribuye en tres compartimentos: el intracelular (dentro de las células), el intravascular (dentro de los vasos sanguíneos) y el intersticial (en los tejidos que rodean las células). Estos espacios se comunican entre sí mediante membranas semipermeables que permiten el paso de líquido entre uno y otro. Cuando se rompe el equilibrio entre ellos y existe un exceso de tránsito desde el intravascular al intersticial, se produce la retención de líquidos.

Por ello conviene estar atentos tanto a la báscula como al espejo, y contactar con un especialista si observamos un repentino aumento de peso o hinchazón, o si al presionar sobre la piel la marca de los dedos permanece visible durante un tiempo.

Aunque este problema puede deberse a transtornos graves de origen hepático, cardiaco o renal, una causa muy habitual de la retención de líquidos en las mujeres es el factor hormonal, ya que el embarazo, la menstruación o la menopausia favorecen el problema. También pueden fomentarlo elementos como el sedentarismo, alergias, cambios climáticos o de presión, la ingesta de ciertos medicamentos e, incluso, el estrés.

Para luchar contra la retención de líquidos el agua es un gran aliado, tanto si bebemos dos litros diarios como si nos movemos dentro de ella. También conviene evitar la ingesta de diuréticos, debido a que pueden provocar un efecto rebote, así como la sal y alimentos ricos en sodio. Asimismo es aconsejable realizar algún ejercicio físico que nos obligue a mover las piernas, y seguir una dieta rica en verduras, frutas y potasio, ya que éste favorece el quilibrio hídrico.

Etiquetas:

Free counter and web stats