Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

lunes, julio 16

Sachs, Easterly y los problemas de la pobreza

(La columna de Pablo Rodríguez Suanzes en El Mundo del 11 de marzo)

¿Les suenan los nombres de Alden W. Clausen, Barber Conable, Lewis T. Preston o James Wolfensohn?
Es probable que no, o como mucho sólo el último de ellos. Y sin embargo, todos, varones, blancos y norteamericanos, han sido presidentes del Banco Mundial, una de las instituciones internacionales más importantes. Hoy [en marzo], el cargo lo ostenta Bob Zoellick, un ex de Goldman Sachs con un perfil mucho menos influyente y polémico que sus colegas del FMI.

[...] ¿Es una plaza abierta? Ni mucho menos, aunque la institución hable en público de criterios meritocráticos. Como recuerda Moises Naim, en virtud de un «vergonzoso acuerdo colonial», el Fondo siempre lo dirige un europeo y el Banco Mundial, un estadounidense. Y será así hasta que los emergentes se decidan a cambiarlo. Naim cree que no es necesario que lo lidere un banquero. Ni un diplomático, un CEO o un político, sino «un profesional que conozca su campo» (www.moisesnaim.com).

El genial e irreverente William Easterly -al que el Banco despidió en 2001 por un artículo en el que decía que era evidente que el billón de dólares dedicado a ayuda al desarrollo había fracasado (http://www.elmundo.es/elmundo/2011/07/04/solidaridad/1309803255.html) ha escrito una pieza esencial en la que carga con
brutal ironía contra el proceder de la institución: How I would not lead the World Bank (www.foreignpolicy.com).

El célebre economista Jeff Sachs ha iniciado una insólita campaña ofreciéndose para el cargo. No hay
precedentes de algo así. Sachs ha escrito un artículo muy comentado en The Washington Post y está
aprovechando sus contactos globales para conseguir el apoyo de Namibia o Malasia. Él mismo explica su intención de llevar a la institución a una «nueva era» y cómo trabajará con ingenieros, arquitectos, planificadores urbanos y economistas para avanzar en la «lucha contra la pobreza» (www.jeffsachs.org).
El problema, recuerda Matt Zwolinski, es que ayudar a los pobres es tan difícil porque... es totalmente contraintuitivo (bleedingheartlibertarians.com). Otros nombres que han sonado con fuerza en los últimos meses son los de Hillary Clinton (si bien ahora parece que tiene objetivos más altos) o Larry Summers,
el todopoderoso ex secretario del Tesoro de Clinton y asesor de Obama. Elegirlo seria un craso error; afirma Felix Salmon (http://blogs.reuters.com/felix-salmon/2012/01/18/dont-send-summers-to-the-world-bank/).

Free counter and web stats