Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

viernes, enero 31

Humor matemático



(Un texto de Ana Sánchez en el suplemento dominical de El Periódico de Aragón de hace unos meses)

“Conozca a 12 personas y luego decida". Fórmula matemática para la elección de pareja con garantías. La puso por escrito la australiana Clio Creswell en el libro Mathematics and Sex. Matemáticas y sexo. Dos materias que tienen algo más en común que su querencia por el ''más, más, más". Porque detrás de todo -sexo incluido-"siempre acaba habiendo un componente matemático".

La afirmación categórica es de Claudi Alsina, catedrático de matemáticas de la Universidad Politécnica de Cataluña. "Cliente y fan de los números". Viste traje de chaqueta y una corbata repleta de ecuaciones. 

Así que combina cátedra y humor a partes iguales. Da fe su último libro: El club de la hipotenusa (editorial Ariel), la historia de las matemáticas a través de más de 300 anécdotas. "Hacer matemáticas -asegura Alsina- es motivo de pasiones, envidias, escándalos, incluso de muerte por una raíz cuadrada". Exactamente, por culpa de la raíz cuadrada de 2. Le sucedió a Hippasus de Metapontum, matemático al que se le ocurrió poner en evidencia a Pitágoras. 

Pitágoras fue además de matemático, olímpico. Tales amasó una fortuna como especulador de aceite y a Arquímedes se le criticó su falta de higiene, aunque pasara a la historia en una bañera poco antes de soltar su famoso "¡Eureka!". Napoleón, aparte de su mano al pecho, dejó para la posteridad un teorema ("no lo hizo él, seguro, pero se rodeó de grandes pensadores y matemáticos"). Y Murphy, que era militar, sin querer pasó al imaginario colectivo al comentar las habilidades de su mecánico: "Si hay una manera de arreglar esto mal, este mecánico la encontrará".

Por haber, hay hasta una fórmula para el amor. La puso por escrito Jorge Wagensberg: "A quiere a B es, en gran medida, el producto de la autoestima de A multiplicada por la admiración que B siente por A". Y también hay números en crisis, aparte del euríbor. Es la anécdota favorita de Claudi Alsina: "¿Qué es el infinito?", le preguntó una mujer al matemático Julio Rey. Su respuesta: "Señora, para mí el Infinito empieza en mil pesetas".

Etiquetas:

Free counter and web stats