Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

miércoles, octubre 22

Yoga para dormir



(Leído en Mujer de Hoy del 2 de febrero de 2013)

¿Tienes dificultades para conciliar el sueño? Antes de irte a la cama, estas cinco posturas favorecen un descanso reparador. 

Respira por la nariz
En yoga, no hay ninguna postura sin respiración. El aire es primordial y pasa siempre por la nariz. Concentrándote en la respiración, relajas la mente y te olvidas de todos los pensamientos que obstaculizan el sueño.

La paloma
Colócate en el suelo a gatas y, partiendo de esta posición, baja los glúteos hasta apoyarlos sobre los gemelos. Extiende la pierna derecha hacia atrás. La rodilla izquierda se queda debajo del pecho y el pie izquierdo, pegado al muslo derecho. Apoya la frente sobre un almohadón, con las manos a los lados de la cabeza y los codos flexionados, sin ejercer ningún esfuerzo para relajar la espalda y la nuca. Mantén la posición durante 10 respiraciones nasales.

El bebé feliz
Tumbada de espaldas, con las rodillas replegadas sobre el pecho, sujeta la planta de los pies con las manos, sin despegar la nuca del suelo, y acercando las rodillas lo más que puedas a las axilas. Si te resulta difícil, puedes utilizar un cinturón para agarrarte los pies. Importante: los talones deben estar alineados con las rodillas y la espalda pegada al suelo. Mantén ocho o 10 respiraciones, balanceándote hacia adelante y hacia atrás.

Medio punto
Tumbada sobre la espalda, con las rodillas dobladas, los pies bien apoyados en el suelo y los brazos a lo largo del cuerpo con las palmas hacia arriba, levanta las caderas de forma que dibujes una línea diagonal desde los omóplatos hasta las rodillas. Mantén la posición durante ocho respiraciones nasales, liberando el aire a través de la garganta y del esternón. ¡Ojo!: mantén los glúteos relajados para evitar contracturas.

Estiramiento lateral sentado
Sentada con las piernas cruzadas, apóyate sobre la mano derecha con el codo ligeramente flexionado. Levanta el brazo izquierdo respirando por la nariz y después espirando, también por la nariz, balanceando suavemente el torso hacia la derecha. La torsión se produce a nivel de la pelvis (conservando los omóplatos bajos y los glúteos siempre en contacto con el suelo). Mantén la postura durante ocho respiraciones y después cambia de lado.

La pinza vertical
De pie, con los pies separados en línea con las caderas y las rodillas ligeramente flexionadas. ve curvando poco a poco la espalda estirando la columna vertebral, con el cuerpo relajado al máximo. Coge los codos con las manos y relaja la nuca y la espalda. Después de mantener durante ocho respiraciones nasales, regresa, lentamente, a la posición inicial.

Etiquetas:

Free counter and web stats