Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

jueves, septiembre 6

El plano de Harry Beck: el metro de Londres



(Un artículo de Rafa Sañudo en el Magazine de El Mundo del 26 de febrero)

Hay ideas cuya genialidad queda velada tras su  engañosa sencillez. Es el caso del plano esquemático que realizó, en 1931, Harry Beck. Su aportación al diseño gráfico moderno es indiscutible y se basa en tres pilares fundamentales: numeró las líneas, que anteriormente llevaban el nombre de las estaciones de inicio y final de línea, asignó un color a cada una de ellas y, por último -y quizá el más importante de los tres-, rompió con la realidad geográfica de los anteriores planos y tradujo el trazado líneas estrictamente horizontales, verticales y diagonales, eliminando los recovecos de la realidad topográfica. Se dio cuenta de que al usuario del Metro le daba igual por donde transitaban los trenes: lo importante era el punto de partida, el destino final, el número de estaciones y los trasbordos que componían el recorrido. 

El primer plano que presentó Beck fue rechazado los dirigentes del Underground. Aquello parecía un circuito eléctrico... Y es que Harry Beck era un delineante especializado en circuitos que trabajaba en la tras su propia compañía. A alguien se le debió de encender la bombilla y finalmente el plano se testeó, y tras obtener un éxito inmediato, se instauró en 1933, transformando el diseño público para siempre y siendo el modelo a seguir para el resto de los planos de metro del mundo entero.  

Curiosidad nº 1: antes de morir, Harry Beck presentó un último plano, que fue rechazado. La red de Londres había crecido desmesuradamente y dio una solución interesante: eliminó las diagonales para dar mayor legibilidad, llevando un paso más allá la esquematización. Pero la propuesta nunca vio la luz.  

Curiosidad nº 2: el primer diseñador romper con la estética planteada por Beck fue Massimo Vignelli en 1974, con su revolucionario plano del metro de Nueva York. El plano es hoy objeto de culto, después de que las masas airadas de usuarios protestasen hasta acabar por conseguir su  retirada. Es un plano de una belleza plástica inigualable.

Free counter and web stats