Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

miércoles, diciembre 11

Una historia de honor



(Encontrado en noticias24h a partir de un texto de Miguel Ángel Mellado en El Mundo del 2 de septiembre de 2013)

A casi cien años de haber iniciado la Primera Guerra Mundial, un nuevo relato salta a la luz pública, la impresionante historia del Capitán Robert Campbell, prisionero del ejército alemán, quien cumplió su palabra de regresar a su celda luego de que le fuera concedido un permiso para visitar a su madre moribunda en Gran Bretaña.

Campbell prometió regresar a su celda luego de visitar a su madre moribunda en Gran Bretaña
Campbell quien se unió al ejército en 1903, lideraba el primer regimiento del ejército británico, posicionado en el canal Mons-Condé en el noroeste de Francia, cuando sus tropas fueron atacadas por las fuerzas alemanas, a pocas semanas de haber estallado la guerra en julio de 1914.

Durante el combate, el capitán de 29 años, resultó gravemente herido y capturado, situación por la cual fue trasladado hasta un hospital militar para ser atendido antes de ser enviado al campo de prisioneros en Magdeburg, Alemania.

En 1916, Campbell recibió la noticia que su madre estaba a punto de morir a causa del cáncer. Ante tan penosa comunicación, el prisionero tomó la casi inútil decisión de escribir una carta al Kaiser Wilhelm II, rogando que se le permitiera ver a su progenitora por última vez. 

Para su sorpresa, la petición fue concedida por dos semanas, incluyendo los dos días de viaje en barco y tren, únicamente con la condición que luego de la visita debía regresar a su celda.

El capitán cumplió su promesa después de pasar una semana junto a su madre Louise, quien moriría tres meses después, en febrero de 1917.

Posterior a la guerra, el Capitán Campbell fue liberado y regresó a Gran Bretaña, donde sirvió en el ejército hasta su jubilación en 1925.

Sin embargo, se reincorporó a su regimiento en 1939 al comienzo de la Segunda Guerra Mundial, en calidad de jefe del Real Cuerpo de Observadores en la Isla de Wight. Sobrevivió ileso y murió en el Reino Unido en julio de 1966 a los 81 de edad.

Free counter and web stats