Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

viernes, julio 8

Lincoln se creía de una raza superior

(Un texto de José Segovia en el XLSemanal del 10 de mayo de 2015)

La esclavitud fue uno de los problemas principales del enfrentamiento entre los partidarios de la Unión (yanquis) y los defensores de la secesión (confederados). Pero hubo otros factores que también contribuyeron al estallido de una guerra que devastaría los estados algodoneros del Sur y se cobraría más de medio millón de muertos.

En 1860, los miembros del partido Whig -contrarios al incremento de esclavos- pasaron a engrosar las filas del nuevo partido republicano. Entre ellos estaba Abraham Lincoln (1809-1865), cuya elección como presidente de la Unión ese año desencadenó la definitiva secesión del Sur. En diversas ocasiones, Lincoln había afirmado que su principal tarea era mantener la unión de los estados, no prohibir la esclavitud en los territorios donde era legal. Pese a todo, la prensa confederada no tuvo ningún reparo en calificar al nuevo inquilino de la Casa Blanca como el "Anticristo, rey de los negros".

En realidad, Lincoln no creía en la convivencia entre negros y blancos y coqueteó con la idea de mandar a los esclavos a Centroamérica. A pesar de las dudas que tuvo a la hora de aplicar las leyes antiesclavistas, el presidente estadounidense terminó convenciéndose de que su regulación debilitaría a los estados sureños, que se quedarían sin una mano de obra gratuita para cultivar los campos de algodón.

El 1 enero de 1863, Lincoln aprobó la Proclamación de Emancipación de los esclavos en los estados sureños, una medida de carácter militar que pretendía debilitar al enemigo. Sin embargo, el nuevo bando de guerra no decía nada de los afroamericanos que vivían en los estados controlados por la Unión, que durante un tiempo siguieron encadenados y sometidos a sus amos. A partir de entonces, cuando el Ejército federal ocupaba alguna zona del territorio confederado, los esclavos quedaban libres y podían entrar a formar parte de las fuerzas armadas del Norte.

Lincoln y buena parte de su Gobierno pensaban que el objetivo principal del conflicto bélico no era liberar a los afroamericanos, tal y como defendían los abolicionistas, sino mantener la integridad de la Unión. No era una guerra social, sino una guerra política. Tras muchos titubeos, Abraham Lincoln llegó al convencimiento de que la desaparición de la esclavitud era inevitable, aunque pensó que llegaría con la evolución de las costumbres y no por el peso punitivo de una ley.

Un dato que tener en cuenta

El reverendo James Mitchell pidió por escrito a Lincoln en 1862 que los negros fueran deportados por ser una amenaza nacional. Lincoln, lejos de escandalizarse, puso a Mitchell al frente del Comisionado de Emigración de la Unión.

¿Cuándo se abolió la esclavitud?

Al finalizar la Guerra de Secesión, en abril de 1865, muchos afroamericanos seguían sometidos a sus amos. La abolición de la esclavitud se produjo el 18 de diciembre de ese mismo año, con la aprobación de la XIII Enmienda de la Constitución de EE.UU., siete meses después del asesinato de Lincoln.

Etiquetas:

Free counter and web stats