Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

miércoles, marzo 5

Cincuenta historias de guerra III



(Continuación de un texto de Gonzalo Ugidos en el suplemento dominical de El Mundo del 23 de enero de 2011) 

21.- Guerras carlistas (1833-1876). La primera guerra que enfrentó a absolutistas y liberales la desencadenó Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII, por la cuestión sucesoria, ya que había sido el heredero debido a que el rey carecía de descendencia. Sin embargo, un nuevo matrimonio del rey y el embarazo de la reina abrieron una posibilidad de sucesión. En marzo de 1830, el rey publicó la Pragmática Sanción, que restableció el derecho de acceder al trono a las hijas del rey. Carlos María Isidro no reconoció a Isabel como princesa de Asturias y llevó al país a la Primera Guerra Carlista, que dejó 200.000 muertos. Hubo otras dos más.

22.- Guerras del opio (1839-1842 y 1856-1860). Gran Bretaña buscaba la apertura del tráfico de opio en China, mientras que el gobierno del Imperio Qing intentaba prohibirlo. Los británicos fueron expulsados de China y el gobierno británico atacó el país con su flota para obligarla a comprar el opio cultivado en la India. La derrota de China en las dos guerras forzó al gobierno a tolerar el comercio del opio y tuvo que ceder Hong Kong. Francia luchó al lado de Gran Bretaña en la Segunda Guerra. Esta humillación ante potencias exteriores provocó rebeliones y la caída de la Dinastía Qing en 1911. Murieron de 15 a 60 millones de chinos. 

23.- Rebelión Taiping (1851-1864). Durante el siglo XIX, la milenaria China Imperial sufrió una serie de desastres naturales, bancarrotas y guerras contra las potencias occidentales. La Rebelión Taiping fue una guerra civil entre las fuerzas imperiales de la dinastía Qing y el Reino Celestial de la Gran Paz, un estado revolucionario teocrático gobernado por un místico cristiano llamado Hong Xiuquan, que se proclamó rey. Las fuentes más fiables estiman el total de muertes en 20 millones, aunque otras elevan el número a 50 millones. Sólo en el saqueo de Nankin el ejército imperial asesinó a 100.000 personas.

24.- Guerra de Crimea (1853-1856). Rusia no tenía acceso naval al Mediterráneo sin permiso del lmperio otomano, que controlaba los estrechos del Bósforo y Dardanelos. Desde tiempos de Pedro el Grande, Rusia buscaba la salida al mar. El zar Nicolás I buscó un pretexto religioso para provocar la guerra ocupando los territorios turcos de Moldavia y Valaquia. Francia, Inglaterra e Italia acudieron en socorro del sultán. Una novedad del conflicto fueron los primeros corresponsales de guerra: se trató de la primera guerra europea registrada con fotografías. Murieron más de 250.000 combatientes y 750.000 civiles. 

25.- Guerra austro-italiana (1859). Aliado a Napoleón III, el rey de Piamonte-Cerdeña, Víctor Manuel II, buscaba la expulsión de los austriacos de Italia para unificar el país. Provocó a Austria con una serie de maniobras militares cerca de sus fronteras. El rechazo del rey sardo al ultimátum austriaco fue el casus belli para que Austria declarara la guerra. Los aliados vencieron en Magenta y Solferino. En esta batalla se enfrentaron casi 250.000 soldados y fue tan sangrienta que el observador suizo Henri Dunant decidió crear la Cruz Roja como organismo internacional para el auxilio de los heridos en las guerras. 

26.- Guerra federal (1859- 1863). Esta guerra civil venezolana estalló por la miseria en que vivían 50.000 libertos (ex-esclavos) que, sin trabajo, habían regresado a las casas de sus antiguos amos o deambulaban por distintas partes del país en situación de miseria. Las tierras y la ganadería estaban en manos  de unas cuantas familias de caudillos militares, que habían luchado en la Independencia y  se oponían al sufragio y al reparto de tierras. Los liberales azuzaron al pueblo contra los hacendados conservadores. También conocida como Guerra Larga, fue el enfrentamiento bélico más costoso para Venezuela tras su independencia.

27.- Guerra de secesión americana (1861-65). Cuando Lincoln fue elegido presidente en 1860, la  tensión entre el Norte y el Sur era extrema por sus diferencias en relación a la esclavitud. John Brown, un partidario del abolicionismo, había iniciado una rebelión de esclavos en Virginia atacando un depósito de municiones del ejército. Fue capturado, juzgado y ahorcado. Cuando Lincoln tomó posesión de su cargo, se constituyeron los Estados Confederados de América, con Jefferson Davis como presidente. El primer acto de guerra fue el asalto confederado a la guarnición de Fort Sumter el 12 de abril de 1861. La guerra causó alrededor de un millón de muertos.

28.- Guerra de la triple alianza (1864-1870). El conflicto se desencadenó cuando el presidente paraguayo Solano López ayudó al Partido Blanco de Uruguay, en guerra civil contra el Partido Colorado, apoyado militarmente por Brasil. Una coalición formada por Brasil, Uruguay y Argentina luchó contra Paraguay. La financiación se obtuvo mediante empréstitos de los británicos, interesados en colonizar Paraguay. La población del país, de 1.525.000 personas antes de la guerra, se redujo a 221.000, de las que solamente unos 26.000 eran hombres. Paraguay perdió gran parte de su territorio y fue obligado a pagar una gran indemnización. 

29.- Guerra de las siete semanas (1866). El detonante fue la rivalidad entre Austria y Prusia por conseguir el liderazgo de la Confederación Germánica. El canciller Bismarck entorpeció la gestión de la administración austriaca de HoIstein y envió tropas a ese ducado danés. Austria declaró la guerra el 14 de junio de 1866 y el ejército de Prusia conquistó Hanover y Hesse-Kassel, invadió Bohemia y Sajonia y derrotó al ejército austriaco en la batalla de Sadowa. La movilidad de las tropas prusianas, gracias a la red ferroviaria y la eficacia de sus nuevos fusiles de retrocarga, resultaron decisivas para la victoria de Prusia, el ogro de Europa. 

30.- Guerra franco-prusiana (1870-71). Cuando el general Juan Prim exploro al príncipe alemán LeopoIdo Hohenzollem-Sigmaringen para que aceptase el trono de España, el canciller prusiano Bismarck intervino para forzar una aceptación. En julio de 1870 la noticia fue recibida en París y la opinión pública exigió una respuesta del estado francés. Aunque Leopoldo retiro su candidatura al trono español, el embajador francés en Berlín pidió al rey Guillermo I de Prusia una confirmación escrita. La respuesta del rey fue insultante y Francia declaro la guerra a Prusia Napoleón III perdió la corona y los alemanes entraron en París. Hubo 30.000 muertos.

Free counter and web stats