Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

lunes, febrero 2

Cronistas en Aragón: miradas a la historia II



(Extraído de un texto publicado en el especial del Heraldo de Aragón del 1 de junio de 2014)

En el cargo le seguirá Jerónimo Blancas, que continúa su trabajo con desigual fortuna. Ambos serán enterrados en Santa Engracia pero sus tumbas se perdieron en la voladura de 1808. También los célebres hermanos Argensola fueron cronistas años más tarde, y tras ellos Ximénez de Urrea, Uztarroz y otros que prosiguieron los Anales redactados por Zurita. La obra de todos ellos está sometida a las Cortes o al rey, sus mandantes, que han de aprobarla.

Sabemos que a Ximénez de Urrea, que era buen amigo de Lastanosa, las Cortes le encomiendan «recopilar todas las cosas notables de Aragón, así pasadas, y que no estuviesen escritas en Historias de Aragón» y que cobraba por ello 200 sueldos jaqueses en 1631. También de esta época sobresale el zaragozano José Pellicer, personaje extravagante y falsario a quienes algunos sitúan como el primer periodista de España por sus ‘Avisos históricos', que redactó entre 1639 y 1644.

Durante el siglo posterior, las obras consideradas históricas se van a ir diversificando, especializando en grandes áreas y así aparecerán figuras principales como Ignacio de Asso en la economía, el escolapio Joaquín Traggia en la historia eclesiástica o Félix Latassa en la literaria.

El XVIII, a pesar de la abolición de los Fueros y la reestructuración del Estado, supone para Aragón la aparición de una inquieta elite intelectual, fruto de la Ilustración, que se mostrara capaz en grandes iniciativas públicas. El X conde de Aranda, Pedro Pablo Abarca de Bolea, será la máxima expresión del poder y la influencia aragonesa, que alcanzó entonces cotas ya no recobradas en relación al conjunto de España.

Nacido el mismo año que el conde de Aranda (1719) pero en Alcañiz en lugar de en Siétamo, Francisco Mariano Nipho es el fundador del periodismo moderno y del primer verdadero diario de España (hasta entonces, a pesar de llevar ese nombre, no se publicaban a diario) y divulgador de las grandes novedades de su época.

Free counter and web stats