Cuéntame un cuento...

...o una historia, o una anécdota... Simplemente algo que me haga reir, pensar, soñar o todo a la vez, si cabe ..Si quereis mandarme alguna de estas, hacedlo a pues80@hotmail.com..

lunes, julio 31

¿Es peligroso usar el móvil en una gasolinera?

(Un texto de Fernando Gomollón-Bel en el suplemento Tercer Milenio del Heraldo de Aragón del 4 de abril de 2017)

Es verdad que está prohibido usarlo en este tipo de instalaciones, pero ¿cuál es la razón? ¿Hay realmente riesgo de que genere una chispa que termine provocando una explosión?

El mito

Igual a vosotros no os ha pasado nunca. Pero yo cada vez que voy a poner gasolina me sorprendo al ver una señal amenazante que me prohíbe usar el teléfono móvil. Que prohíban fumar, vale, yo tampoco acercaría un mechero a algo que prende tan rápido como la gasolina, pero, ¿tiene sentido que no nos dejen usar el móvil? ¿O acaso es una leyenda urbana que ha calado muy, muy hondo? Aquí llega El Desmitificador (irritante musiquilla de chiflo) para aclarar el asunto.

Verdadero o falso

En este caso no me queda otro remedio que empezar el artículo con una advertencia legal: está prohibido usar el móvil en una gasolinera por el artículo 115 del Reglamento General de Circulación. El teléfono te distrae y estás en un sitio donde circulan coches. Así que, ojito, nada de ponerte a responder whatsapps mientras repostas. Pero, ¿es realmente peligroso? ¿Puede incendiarse el coche si atiendo una llamada mientras lleno el depósito?

Lamento decepcionaros profundamente. No, no es peligroso, y no vais a causar ningún incendio si os ponéis a jugar al Candy Crush mientras llenáis de gasolina vuestro utilitario. "¡Pero un día vi un vídeo en Youtube que…!". Mentira cochina. Es cierto que puede incendiarse el depósito mientras repostamos, pero tiene muy poquito que ver con los móviles. Tal y como explicó Daniel Torregrosa (@DaniEPAP) en este artículo, la única y remota posibilidad de que un móvil genere una chispa es que se produzca un fallo en su batería. Así que salvo que llevéis el nuevo Samsung Galaxy (¿puedo decir marcas?), no hay de qué preocuparse.

La culpable de estos espectaculares incendios también tiene la culpa de que os despeinéis al quitaros el jersey de lana que os regaló la suegra por Navidad: la electricidad estática. Ella es la única responsable de que puedan saltar chispas al repostar. Pero de algún modo se las ha ingeniado para que nosotros, inútiles humanos tecnófobos, culpemos a los teléfonos móviles.

Pero que no cunda el pánico. Podemos ganarle la batalla fácilmente y, por fortuna, los incendios en gasolineras son altamente improbables. Es verdad que podemos salir del coche cargados de electricidad estática de la manera más tonta: basta con que, por ejemplo, hayamos frotado un poco los pies en las alfombrillas. Pero ‘descargarse’ es fácil. Para ello, basta con bajar del coche y tocar algo metálico antes de agarrar la manguera. Lo más sencillo, y lo que probablemente tengáis más a mano, es tocar la carrocería del coche.

Es sorprendente cómo, dentro de lo raros que son, este tipo de accidentes ocurren con más frecuencia en personas jóvenes y en Estados Unidos. Podréis pensar que es una soberana tontería, pero, como todo en esta sección, tiene su explicación científica. Los jóvenes, más ágiles, apenas se apoyan en el coche al salir. Las personas mayores necesitan agarrarse a algún sitio y así, sin quererlo, se descargan. Y la elevada frecuencia en EE. UU. la explica un mecanismo de bloqueo que tienen las mangueras de ahí, para que puedas ir a dar una vuelta (o a pagar, o al baño) mientras repostas. En esos paseos puedes cargarte de electricidad estática sin quererlo y, a la vuelta… ¡sorpresa!

De propina

Otro detalle que tal vez también os llame la atención al repostar es que la mayor parte de las gasolinas son ‘sin plomo’. ¿Y eso? Se debe a que antes todos los combustibles llevaban disuelto un compuesto químico llamado tetraetilplomo, que servía de antidetonante, para mejorar la eficacia de la gasolina en los motores de combustión. La historia del tetraetilplomo es fascinante, y está llena de complicadas guerras de patentes entre empresas petroquímicas y científicos como Clair C. Patterson, preocupado por la alta toxicidad del plomo que se liberaba a la atmósfera. A finales de los noventa se prohibió por fin el uso de tetraetilplomo como antidetonante. Nunca sabremos si porque las empresas estaban preocupadas por el medio ambiente o porque el plomo estropea los catalizadores de los coches… y eso tampoco les interesaba.

Para saber más
  • Los desmitificadores originales, los Mythbusters del Discovery Channel, llevaron a cabo varios experimentos para ver si era verdad esto de que el móvil podía desencadenar incendios en gasolineras. Podéis ver cómo desmontan la conspiración en este vídeo.
  • Sobre la historia de Clair C. Patterson y sus investigaciones sobre el plomo (que además de llevar a su prohibición en la gasolina ayudaron a determinar la edad exacta de nuestro planeta), os recomiendo que busquéis el capítulo 7 de la nueva temporada de ‘Cosmos' presentada por Neil deGrasse Tyson. La serie se emitió también en español, comentada por Carlos Sobera, así que con suerte podéis encontrarla fácilmente en nuestro idioma.
  • Una última referencia sobre la electricidad estática.

Etiquetas: ,

Free counter and web stats